El Dakar es la filosofía de vida para un mexicano

Carlos Gracida será el único mexicano dentro del Rally Dakar tras la salida de Iván Ramírez. Su misión es convertirse en el segundo piloto azteca en concluir en dos ocasiones esta competencia.

Para Carlos Gracida, originario del estado de Guanajuato, al centro de México, el Rally Dakar es más que una competencia, es una forma de prepararse para la vida diaria y la forma en cómo afrontar nuevos retos. 

"Siempre en la vida se toman retos, en ir creyendo en ti mismo, creer en tu pasión, en tus sueños, y por eso quería regresar al Dakar otra vez. Siempre te encuentras barreras, obstáculos, piedras en el camino, de muchos aspectos, Siempre hay un camino por más difícil que se vea el panorama, todo se puede acomodar", explica el mexicano a Motorsport.com antes de partir a su viaje a Paraguay. "Esta competencia representa siempre un reto muy, muy grande en lo personal; desde el tema familiar, negocio, tiempo que le tienes que dedicar; todo eso lo puedes resumir en un compromiso, en pasión, dedicación; son valores que llevas a la vida diaria". 

Quiero terminar, volver a vivir la aventura, correr miles de kilómetros en todo tipo de terreno y transitar el rally más peligro del mundo

Carlos Gracida, participante mexicano en el Dakar 

Gracida es uno de los pocos mexicanos que ha concluido el Rally Dakar, lo hizo en 2014, cuando su sueño parecía desvanecerse a causa de una falla en su motocicleta; pero la suerte y la camaradería le sonrió. A su lado quedó otro motociclista que, sin opciones de poder continuar, le permitió al originario de Guanajuato tomar la pieza que le faltaba para hacer que su moto funcionara y seguir en el camino hasta cruzar la meta en el sitio 61, siendo esa ocasión la primera vez que dos mexicanos llegaron hasta el final del recorrido en la categoría de motocicletas (el otro fue Octavio Valle). 

A pesar de la experiencia de dos veces en el Dakar no cambia su filosofía. "El Dakar es el Dakar. Voy como el primer año, con mucho respeto, mucha cautela. Ya sé a lo que voy, no es algo nuevo, es la demanda, lo que demanda el rally, física y mentalmente, por eso me da tranquilidad. Sé a lo que me voy a enfrentar y estoy preparado para ello. Espero llegar a Buenos Aires el 14 de enero". 

La última experiencia de él en el Dakar no fue placentera. Apenas en el quinto día de competencia terminó con una caída cuando avanzaba posiciones, pero ahora se ha preparado más que nunca para esta difícil prueba. Además, tendrá el apoyo del equipo HT Rally Team, una de las escuderías privadas con mejor equipo técnico disponible. 

"Son los mismos con los que corrí en 2014. Antes eran un equipo que trabajaba con Honda, ahora son el equipo satélite de fábrica de Husqvarna. En el modelo de rally prácticamente es la misma moto de KTM, los cambios son mínimos. En la preparación se han modificado algunas cosas, se ha preparado para resisitir más a la sal, algunos conectores eléctricos se han cambiado para hacerla más resistente, pero son arreglos hechos por nuestro equipo". 

En su mente no está terminar dentro de los tres primeros, eso es casi imposible con los elementos técnicos a su disposición, pero sí está el podio ceremonial en Buenos Aires, alcanzar una meta que apenas el 50 por ciento, o menos, de los competidores logran.

"Quiero terminar, volver a vivir la aventura, correr miles de kilómetros en todo tipo de terreno y transitar el rally más peligro del mundo nuevamente". 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Pilotos Carlos Gracida Garza
Tipo de artículo Entrevista