El Dakar prohíbe los mapas a bordo

La organización del raid comunicó hace un mes a los equipos que los pilotos prioritarios FIA no podrán llevar cartografía más allá del roadbook en sus vehículos.

Lima (Perú).- La aventura es la aventura. Eso han querido transmitir desde ASO, que tras la incorporación de Marc Coma como director deportivo del Dakar en 2016 ha llevado a cabo una reestructuración de su filosofía de carrera.

Los participantes en coches recibieron un comunicado hace un mes de que no podrán llevar mapas en sus vehículos desde esta 40ª edición. Esta normativa se aplica para los pilotos prioritarios FIA, los 27 primeros dorsales, quienes han usado en los últimos años este recurso.

Hasta ahora, los llamados Map Man (hombres del mapa), realizaban cada día un análisis del roadbook de la etapa siguiente para representar en pliegos de tamaño A3 la ruta factible.

Ahora, aunque estos hombres del mapa no desaparecen, ya que les seguirán dando pistas a los copilotos de por dónde puede ir el recorrido del roadbook, verán limitada su influencia. Así lo refleja el modificado artículo "22P2 Road Book", que en su tercer párrafo dice ahora: "Para todos los equipos, está prohibido tener mapas o cartas geográficas en cualquier tipo de soporte (papel, electrónico o cualquier tipo de soporte)":

Los copilotos tendrán que ingeniárselas para, ya sea memorizando o con otra técnica, orientarse cuando se encuentren perdidos y se hayan salido del recorrido de la ruta. Además, los prioritarios no podrán llevar teléfonos que no sean satelitales, a diferencia de hace un año, que sí podían tener a bordo teléfonos no smartphone. 

“A los coches FIA prioritarios se les prohibe llevar dentro del cockpit un teléfono y no les está permitido llevar cartografía de ningún equipo. Últimamente, los equipos profesionales llegaban a tener un detalle de mapa que les ayudaba mucho en la navegación y desde mi llegada a la dirección deportiva de la prueba, mi punto de batalla siempre ha sido luchar porque la navegación formase parte del juego. Hemos decidido nosotros mismos la gestión de los tiempos en que íbamos comunicando esto", reconoce Marc Coma, director deportivo del Dakar, a Motorsport.com.

“El objetivo realmente es que la navegación sea importante y que el piloto y el equipo que sepa leer mejor el roadbook, vea su recompensa. Y que todos tengan los mismos elementos. No creo que esto vaya a hacer que un equipo privado vaya a estar delante, ni mucho menos, porque por lo que conozco y por lo que sé, los equipos privados no destinan esfuerzos en tener mapas detallados".

Peugeot ha asido el único equipo que se ha quejado vehementemente del cambio de normativa y del aviso a última hora, según comenta Bruno Famin, jefe de los franceses.

“No lo tomo como algo personal, para nada. Pero lo tomo como algo antideportivo, totalmente. Lamentablemente quieren que ocurran cosas, cualquier cosa. No quieren el mismo líder desde el primer día, que haya la oportunidad de que alguien se pierda. Para mí eso no es deporte”.

“No va dirigido a nadie. Para mí, los equipos tienen que tener los mismos elementos: un Trip Master, el GPS y el roadbook que les damos. Con estos tres elementos tienen que ser capaces de orientarse", aclara Coma sobre las quejas de Peugeot.

El jefe de Toyota Racing Gazoo, Glyn Hall, reconoce a Motorsport.com que han recibido con los brazos abiertos el movimiento de ASO. 

"Creo que es justo para todos y para nosotros el Dakar no es una cuestión de cuánto dinero puedes gastarte para ganar ventaja, sino en ser deportivo y que todos tengan las mismas opciones. Es una buena decisión deportiva, más justa para todos y que acercará a los amateurs a los equipos oficiales. Entiendo que Peugeot esté digustada porque se han gastado mucho dinero en hacer mapas, lo cual creo que no era justo".

Alex Haro, copiloto de Nani Roma en MINI X-Raid, asegura que ellos no lo han utilizado y da la bienvenida a la nueva norma.

“Sé que es un sistema que utilizaban ellos. Yo no lo he usado nunca. Creo que quieren hacer que estemos a todos por igual y que usemos los sistemas de navegación que nos dan ellos y no cosas extras. A mí me va bien porque si hay igualdad para todos, siempre va bien", asegura. 

En busca de alternativas

"No es que tuviéramos antes el trazado, pero teníamos un roadbook y el equipo hacía una traza más o menos posible y nos servía de referencia en el caso de que nos hubiéramos perdido. Ahora a ver cómo lo hacemos. Es un paso demasiado grande”, aseguró Sainz este jueves en el shakedown de Peugeot Sport.

Lucas Cruz, copiloto del bicampeón del mundo de rallies, abunda en la cuestión en declaraciones a Motorsport.com: “El Map Man sigue estando, porque lo que hace es transportar el roadbook a digital y e cuenta el recorrido dentro del mapa con la información del roadbook. Nosotros por la noche le echamos un ojo y vemos las zonas complicadas, pero si en carrera hay alguna situación límite en la que no encuentras un punto que deberías encontrar, el mapa te ayudaba a encontrar a través de las coordenadas el siguiente punto.

“Ahora tenemos que ingeniárnoslas para poder ubicar y encontrar el punto del recorrido. Ahora comprar un sextante será complicado (risas), pero estamos buscando qué manera. Nos va a obligar a memorizar bastante la especial. Va a ser un poco complicado. Cada uno buscaremos nuestra estrategia, pero sin desvelar cuál es el secreto, que es la ventaja de haber empezado a poner la cabeza en marcha. Toca estudiar más y dormir menos”.

“No creo que sea muy correcto entre pilotos prioritarios y no prioritarios. Los equipos que llevan muchos más vehículos pueden hacer alguna estrategia que les puede llegar a favorecer”.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Dakar
Evento Dakar
Sub-evento Verificaciones día 2
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas 2018, edición 40 dakar, fia, libro de ruta, mini, peugeot, rally dakar, road book, toyota