Análisis: La F1 busca un impulso, pero no con la recarga de combustible

El Grupo de Estrategia y la Comisión de la F1 se reunirán esta semana y, para sorpresa de muchos, el tema de la recarga de combustible vuelve a estar en la agenda. Pero Jonathan Noble explica por qué esta norma está lista para ser rechazada.

Los equipos de la Fórmula 1 están casi decididos a rechazar el último intento por hacer regresar la recarga de combustible en las carreras en las reuniones que tendrán lugar al inicio de esta semana, pero aún quedan esperanzas de que otros cambios para mejorar el espectáculo ganen terreno.

A pesar de que el plan de tener nuevamente el reabastecimiento en carrera para 2017 ya fue rechazado el año pasado, hubo algo de sorpresa la última semana cuando emergió que la idea estaba nuevamente en la agenda para la reunión del Grupo de Estrategia de la F1 que se desarrolla hoy.

No hubiera sido imposible para el deporte ponerse detrás de la idea y ratificarla por la Comisión de la F1 el martes.

Sin embargo, con los equipos ya teniendo en claro que el rebastecimiento fue malo para los costos, no mejoró la seguridad y, quizás lo peor de todo para los fanáticos, no ayudó a mejorar las carreras, existe poco lugar para que reciba la aprobación que necesita para seguir el proceso en esta oportunidad.

Manteniendo el foco

Un intento tan condenado para resurgir la idea de la recarga de combustible puede igual servir de algo, porque al menos enfocará a las mentes en lo que la F1 está buscando para los próximos años en su intento por recuperar audiencia.

Lograr que todos estén de acuerdo con algo que no desean es quizás la mejor manera de que la gente trabaje en intentar introducir cosas que finalmente ayudarán a la F1.

La intención mayoritaria del Grupo de Estrategia, que luego podría fluir hacia la reunión de la Comisión de la F1 el martes, es conseguir reglas que hagan más popular a la F1 nuevamente en medio de la inquietud de que ha perdido gran parte de su emoción.

Entre las discusiones por áreas clave como los chasis de 2017 y el futuro de los motores y los acuerdos de provisión, otras conversaciones igualmente importantes están listas para llevarse a cabo.

Luego de dos temporadas dominadas por Mercedes, existen preocupaciones de que la F1 necesite una mayor imprevisibilidad, preferiblemente a través de reglas que hagan las carreras más emocionantes en vez de la introducción de elementos artificiales que falsamente acerquen el pelotón.

Una de las maneras en que esto puede ser logrado es con modificaciones al formato de los fines de semana de carrera, donde quizás hay más chances de introducir el elemento de "riesgo" que puede servir para mezclar las cosas.

No hace falta ser un genio para darse cuenta que una de las carreras más emocionantes de la pasada temporada -el Gran Premio de los Estados Unidos en Austin- se vio ayudada por el hecho de que los equipos habían llegado al domingo con muy poco tiempo en pista y sin montones de información sobre los neumáticos para las estrategias.

La mira puesta en ese tipo de incertidumbre es algo de lo que la F1 se beneficiaría, y quizás el motivo por el cual conversaciones sobre el formato de los fines de semana de carrera forman parte de la agenda del Grupo de Estrategia.

Quizás la F1 ya tenga algo más de incertidumbre en 2016 con las nuevas reglas de los neumáticos, pero más cambios para 2017 -ahora que no se espera que los coches sean tan dramáticamente diferentes como se pensó originalmente- sin dudas serían bienvenidos.

Escuchando a los fanáticos

Lo que las dos últimas temporadas han demostrado es que la F1 también debe escuchar más a los fanáticos y que el deporte tiene que ser más proactivo en hacer cosas para ellos.

Una de las grandes críticas que han llegado con las nuevas reglas turbo es el factor del sonido de los motores.

El contragolpe, y una aceptación de que el ruido era un problema, ya ha llevado a cambios para este año, con nuevas regulaciones en los escapes buscando generar un notable cambio en ese sentido.

Sin embargo, los equipos están listos para discutir quizás a más largo plazo, lo que quizás podría llevar el sonido de los coches nuevamente a los niveles experimentados bajo la era de los V8. Eso al menos serviría para mantener felices a los fanáticos.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Análisis