'Ha nacido una estrella', la columna de Nira Juanco

Nuestra columnista Nira Juanco nos relata en su nuevo artículo su primer contacto con Max Verstappen, la nueva sensación de la F1 tras su victoria este domingo en Barcelona.

La primera vez que conocí a Max Verstappen fue en los entrenamientos de pretemporada de 2015 en Jerez, justo cuando él comenzaba su andadura en Fórmula 1. Acaparaba gran parte de la atención mediática por su debut prematuro en la máxima categoría y por las grandes expectativas que sobre él había puesto un equipo top como Red Bull. "El nuevo Ayrton Senna" se aventuraba a proclamar a diestro y siniestro su gran valedor, Helmut Marko, asesor de la escudería británica que se encarga precisamente de dar y quitar oportunidades a jóvenes talentos.

Lo que realmente me dejo descolocada fue la seguridad aplastante con la que respondía a todas mis preguntas

Su primera jornada sobre el monoplaza transcurrió sin incidentes. Pero eso no fue lo que me sorprendió. Lo que realmente me dejó descolocada fue la seguridad aplastante con la que respondía a todas mis preguntas. Respuestas cortas, contundentes, mirándome directamente a los ojos y sin pestañear. Desprendía tanta confianza en sí mismo que incluso me hacía titubear. No parecía que estuviese entrevistando a un chico de 17 años y 3 meses, sino a su padre Jos, que se retiró de los circuitos hace apenas 13 años.

Esa seguridad que me trasmitió en el cara a cara es la misma que ha mostrado en la pista desde su debut, sin dejarse intimidar por pilotos experimentados y campeones del mundo, como demostró el pasado domingo con Kimi Raikkonen. El más joven de la parrilla contra el más veterano. Vuelta tras vuelta con el finlandés pegado a su rueda y supo mantenerle a raya sin cometer ni un solo error.

No había razones para el descenso de Kvyat y me sigue pareciendo injusto ese castigo

Helmut Marko debe estar ahora hinchado de orgullo y satisfacción porque ha acallado todas las bocas que criticaban su extraño y dantesco movimiento de fichas. Kvyat por Verstappen después de que el ruso sumara el primer podio de la temporada para Red Bull en China. No había razones para el descenso de Daniil y me sigue pareciendo injusto ese castigo. Al igual que puedo cuestionar el por qué Max en lugar de Carlos Sainz. Pero la realidad es que lo sucedido en el Gran Premio de España le da la razón.

Una vez más, Red Bull vuelve a hacer historia, vuelve a batir un nuevo récord. Con tan sólo 18 años, 7 meses y 16 días, Max Verstappen se convierte en el piloto más joven en ganar un gran premio de Fórmula 1, privilegio que le quita a Sebastian Vettel. Y todo hace prever que Marko volverá a tener la razón, porque después de España ya nadie duda de que este jovencito frío, agresivo y calculador será, tarde o temprano, campeón del mundo.  

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Max Verstappen
Equipos Red Bull Racing
Tipo de artículo Artículo especial