Un nuevo y agresivo bordillo en la zona de la Piscina de Mónaco

Los organizadores del Gran Premio de Mónaco han instalado un nuevo bordillo a la salida de la Piscina del circuito de Montecarlo en un intento por evitar que los pilotos recorten.

La difícil chicane derecha-izquierda siempre ha complicado la vida de los comisarios, ya que los pilotos tenían la tentación de utilizar los bordillos en exceso con el objetivo de mejorar su tiempo por vuelta.

Sin embargo, en una serie de cambios realizados en la pista, se ha colocado un nuevo bordillo amarillo grande en el ápice que los pilotos intentarán no golpear para no dañar sus coches ni salir despedidos.

Esa acera estuvo ya presente en la ronda del ePrix de Mónaco de Fórmula E hace dos fines de semana, y los pilotos recibieron el aviso de que tenían que regresar a pista de manera segura si habían recortado esa chicane.

Para convencer aún más a los pilotos de que no tomen riesgos extra en esa zona, un pequeño reductor de velocidad pasará paralelo a la pista a tres metros de las barreras reforzadas TecPro, lo que obligará a cualquier piloto que se haya salido a reducir la velocidad antes de volver a pista.

Reasfaltado

Así como los nuevos bordillos y reductores de velocidad, los pilotos de Fórmula 1 también estrenarán un nuevo asfalto en la pista de Montecarlo.

El reasfaltado se ha realizado desde la última curva hasta la salida de Santa Devota, entre el Casino y la entrada de Portiers, de la salida del Túnel al inicio de la chicane, y justo antes de Tabac hasta la Piscina.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Mónaco
Pista Monte Carlo
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas circuito montecarlo, circuito mónaco, circuitos f1, f1, formula 1, gp monaco, gp monaco 2017