Reunión esta semana entre equipos y FIA sobre el porpoising

Los jefes técnicos de la Fórmula 1 se reunirán esta semana con la FIA para tratar de encontrar soluciones a la polémica del porpoising antes del Gran Premio de Gran Bretaña, según ha podido saber Motorsport.com.

Cargar reproductor de audio

La intervención de la FIA por motivos de seguridad, para tratar de erradicar el porpoising de los coches, desencadenó una gran polémica durante el fin de semana del Gran Premio de Canadá.

Muchos equipos de F1 se mostraron molestos por lo tarde que lo anunciaron (el jueves previo al evento), y hubo confusión sobre si los nuevos límites de rebote debían estar en vigor ya para ese fin de semana en Montreal.

Además, como la FIA sólo emitió una directiva técnica, en lugar de cambiar formalmente las reglas, hizo que se hablara de una protesta si Mercedes seguía adelante y competía con los cambios que había hecho en reacción al anuncio de la FIA.

El choque de opiniones en el paddock de la F1 sobre este asunto llegó a su punto álgido en una reunión entre directores de equipo el sábado, cuando el jefe de equipo de Mercedes, Toto Wolff, se enfureció por lo que consideró un comportamiento "lamentable" de sus compañeros.

Como no se alcanzó un consenso entre los equipos en Montreal, la FIA intentará avanzar y su director técnico de monoplazas, Nikolas Tombazis, se reunirá con los directores técnicos de la F1 a finales de esta semana.

Se espera que reunirse cuando se hayan calmado las cosas, en una semana sin carrera, permita una postura más tranquila para tratar de remar todos en la misma dirección.

Es probable que entre los temas de discusión de la reunión se incluya el análisis de los datos que la FIA recopiló sobre las oscilaciones verticales durante el fin de semana en el circuito Gilles Villeuenve, y sobre si es factible o no intentar imponer límites en algún momento en el futuro.

Mercedes W13 floor comparison

Comparación del suelo del Mercedes W13

La FIA también quiere dar información a los equipos sobre posibles cambios en el reglamento técnico para 2023 que podrían darles más margen para curar los problemas de porpoising a largo plazo.

Entre ellos podría haber cambios aerodinámicos, cambios en los sistemas de suspensión o incluso volver a permitir herramientas como el mass-damper.

Después de un fin de semana tenso sobre el asunto del porpoising, Wolff consideró que era importante que los equipos se tomaran el asunto muy en serio.

Cuando Motorsport.com le preguntó si confiaba en que la política se pudiera dejar a un lado en la reunión de esta semana, Wolff dijo: "Creo que las maniobras políticas que se han llevado a cabo no tienen en cuenta lo que es el núcleo de este tema".

"El núcleo de este tema es que, desde el comienzo de la temporada, los pilotos se han quejado del dolor que supone conducir estos coches: dolor de espalda, visión borrosa, estamos hablando de microconmociones cerebrales y de gente que habla de ello en, literalmente, todos los equipos".

También lee:

"Eso es algo que tenemos que abordar: sea cual sea la solución y haya que implementar técnicamente lo que sea pueda para ir en esa dirección".

"Tenemos que ser conscientes de que no se trata de cortar un aletín que suponga una ventaja para un equipo, o de retirar un doble difusor. Se trata de que todos los jefes de equipo y los equipos tenemos la responsabilidad de no tomarnos esto a la ligera".

compartidos
comentarios
GALERÍA: Mejores fotos del GP de Canadá F1
Artículo previo

GALERÍA: Mejores fotos del GP de Canadá F1

Artículo siguiente

Una fuga de aire lastró a Alonso en el GP de Canadá

Una fuga de aire lastró a Alonso en el GP de Canadá