Rossi: “Los abucheos a Márquez y Lorenzo no son culpa mía”

Los silbidos de los aficionados tras la primera carrera de la temporada en Qatar, han centrado una parte de la rueda de prensa previa al GP de Argentina, y las posteriores intervenciones de los pilotos en los 'corrillos' con la prensa.

Termas de Río Hondo.- Por más que la mayoría de aficionados señale el último Gran Premio de Malasia como el punto de inflexión que provocó que la relación que Valentino Rossi y Marc Márquez saltara por los aires, lo cierto es que ambos consideran que las rencillas y el conflicto arrancó meses antes.

Exactamente, el escenario en el que este fin de semana afrontarán la segunda prueba del curso, en Termas de Río Hondo. En aquella carrera, Márquez terminó rodando por el suelo después de que Rossi le alcanza en la penúltima vuelta y el español tratara de defender el liderato.

La complicidad y el buen rollo que había hasta ese momento entre los dos pilotos se fue al traste, y el enfrentamiento se recrudeció en el último tramo del curso hasta llegar a límites insospechados, con sanciones e insultos cruzados. 

Las grescas que mantuvieron en la pista y que terminaron coronando a Jorge Lorenzo tuvieron su eco en el entorno, y la hinchada, que en un porcentaje elevadísimo adora a Il Dottore, dictó sentencia hace dos semanas, en Qatar. Allí, tanto Márquez como Lorenzo recibieron sonoros abucheos, en la parrilla de salida y en el podio.

Se le preguntó a Rossi por la pitada que sus rivales sufrieron en Losail, y el #46 respondió que no se siente responsable de nada. “Esta situación no es culpa mía”, dejó bien claro el multicampeón, que este jueves cumplía 20 años desde el día en que debutó en el Mundial, en el Gran Premio de Malasia de 1996.

Cuando se le insinuó que los silbidos podían haber salido de público italiano desplazado a Qatar, el corredor de Tavullia tiró de ironía: “No creo que en Qatar hubiera muchos italianos. Veremos qué pasa en las próximas carreras”.

“Me siento como la princesa encerrada en el castillo”

Para Rossi, una de las tareas más difíciles es poder mantener una vida más o menos normal, a pesar de ser el icono mundial de motociclismo. En Termas de Río Hondo, la comunicad rossista es inmensa, y eso todavía le complica un poco más el día a día.

“Yo ya tenía muchos seguidores, pero ganar en 2015 y subir a lo más alto del podio con la camiseta de Maradona todavía hizo que mucha más gente se sumara”, consideró el buque insignia de Yamaha.

Según reconoció, su estancia en este la provincia de Santiago del Estero se reduce a ir del hotel al circuito, un recorrido de menos de 200 metros de distancia. “Sólo salí la primera noche, el primer año (2014), y tuve que regresar con la policía. Se hace un poco difícil moverse, y cada vez que me paro ante una puerta cerrada hay una avalancha”, zanjó el actual subcampeón. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Argentina
Pista Autodromo Termas de Rio Hondo
Pilotos Valentino Rossi
Equipos Yamaha Factory Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora