Las 20 historias del 2016

Top de historias 2016: #20, Webber se retira

Motorsport.com realiza su conteo anual de las mejores historias del año. En esta ocasión empezamos con el retiro del australiano Mark Webber, un hombre que mostró su versatilidad en F1 y en el WEC.

Dice mucho sobre el afecto que Mark Webber despertaba en el deporte motor cuando el jueves, antes de la carrera de Fuji del WEC, cuando anunció su retiro del deporte, apenas había un ojo seco en el garaje de Porsche.

Con sus colegas reunidos, Webber dio un breve discurso al equipo y, poco tiempo después, la noticia fue liberada al mundo. Después de 25 años de carrera profesional, Webber siempre fue un piloto fuerte, comprometido y siempre fácil de identificarse.

¿Cuántos pilotos han tenido éxito en la Fórmula 1 y en las carreras de resistencia en los últimos 20 años? La respuesta es que han sido muy pocos. Mientras Webber no logró convertir su gran temporada 2010 en un campeonato de la Förmula 1 y en el primer título para un australiano 30 años después de Alan Jones, su legado como un competidor astuto y duro lo coloca como una pieza importante del deporte australiano.

Webber mosotró rápidamente, desde el principio de su carrera, lo que se convertiría en su marca registrada. Al llegar en el Reino Unido en 1995, de inmediato entró en un ritmo de toma y daca en la Fórmula Ford 1600.

Un papel protagonista en el festival de Fórmula Ford de ese año le permitió empezar una escalada en las categorías pasando por la F3, GT, Fórmula 3000 y luego una docena de temporadas en la F1, donde destacaron ocho victorias con Red Bull Racing.

Su trayectoria lo puso en una posición útil para ayudar a los pilotos más jóvenes también. Sin tener por qué, Webber utiliza su experiencia para aconsejar a pilotos con menor experiencia como Mitch Evans y Brendon Hartley, algo que él disfruta mucho.

La difícil relación con Le Mans

La parte final de la trayectoria de Mark Webber lo llevó de vuelta a un lugar al que pensaba que nunca volvería después de la pesadilla de 1999: Le Mans.

Sería demasiado dramático decir que La Sarthe fue el némesis de Webber, después de todo, el accidente ocurrido en 1999 no fue su culpa. Aún así, cuando abandonó el lugar en un estado de confusión parecía poco probable que regresara. Cuando corrió de nuevo en Le Mans, 15 años más tarde, fue como un piloto de fábrica de Porsche. Ese año, 2014, fue lo más cerca que estaría de ganar la carrera.

Sin embargo, había algo en el concepto de Webber que no era tan bueno en La Sarthe. Esta temporada, su mejor promedio de 20 vueltas fue más rápido que el de todos sus compañeros de equipo, y sólo superado por Neel Jani en el segundo Porsche 9191 Hybrid marcado con el Nº 2.

No se equivoque: Webber fue a Le Mans, puede que le tomó un poco de tiempo volver a familiarizarse con el lugar pero valió la pena la espera al final.

"No hay duda de que Mark era rápido, y si no lo fuera, entonces él no habría estado en el prototipo. Creo que si había cualquier crítica sobre su ritmo, entonces es completamente infundada", dijo el ingeniero de Webber, Kyle Wilson-Clarke, a Motorsport.com en Shanghai el mes pasado.

Ahora es el momento de Webber para salir al escenario para recoger los frutos de su éxito luego del gran paso mostrado en la Fórmula 1 y también en el WEC, una de las series de mayor competitividad en el mundo.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WEC
Pilotos Mark Webber
Equipos Porsche Team
Tipo de artículo Artículo especial
Topic Las 20 historias del 2016