Cinco conclusiones del GP de Australia

compartidos
comentarios
Cinco conclusiones del GP de Australia
Por:
, Editor General
17 mar. 2019 15:49

¿Qué logro ha conseguido Valtteri Bottas en el Gran Premio de Australia que otros compatriotas suyos han logrado camino al título del mundo? Diego Mejía nos cuenta eso y más en su Top 5 del Gran Premio de Australia.

1. Bottas recargado

 

Que Valtteri Bottas haya ganado con más de 20 segundos de diferencia a Lewis Hamilton, en el tercer doblete de Mercedes en Melbourne, tiene varias explicaciones.

Está claro que la carrera la ganó en la salida, pero luego ocurrieron otras cosas: la estrategia de Hamilton fue condicionada por la de Sebastian Vettel, luego tuvo que gestionar mucho más sus neumáticos y aparte tenía parte del piso del auto roto.

Pero el sábado en la calificación, Bottas puso bajo presión a Hamilton en un par de ocasiones, como no lo hacía hace mucho, esto en un circuito en el que el británico ha sido casi imbatible a una vuelta desde 2014. La versión de Bottas que arrancó esta temporada es la que en Mercedes han querido ver desde que lo pusieron a ocupar el asiento de Nico Rosberg.

Keke Rosberg, Mika Hakkinen, Kimi Raikkonen y ahora Bottas, cuatro finlandeses que han liderado el mundial en la historia de la Fórmula 1, cuatro que han ganado el Gran Premio de Australia, que en el caso de Bottas, ha sido la cuarta victoria de su carrera.

Hakkinen en 1998, Raikkonen en 2007, salieron campeones al iniciar la temporada con victoria. Un aliciente para Bottas, pero esto es apenas la primera de 21 carreras.

2. Honda va en serio

 

El Gran Premio de Inglaterra de 2008, cuando Rubens Barrichello fue tercero en Silverstone en una carrera pasada por agua, era el más reciente podio para un auto con motor Honda. Más de una década después y en su primera carrera junto a Red Bull, los japoneses han sonreído nuevamente.

También lee:

El adelantamiento de Max Verstappen a Vettel por el podio ha sido la mejor maniobra de la carrera, algo que también se dio gracias a una estrategia más convencional de Red Bull, parando en boxes 11 vueltas después que el alemán y de hecho liderando por un par de vueltas, la primera vez para Honda desde Canadá 2008.

De acuerdo a los datos oficiales de la carrera, Honda estuvo al tope de la tabla de velocidades máximas en los tres sectores del circuito de Albert Park y también al final de la recta, con los Red Bull primero y segundo. Es la primera vez que ocurre en la era turbo híbrida, no solo con Honda, sino también con Red Bull.

3. Ferrari, humillado

 

Una vez que Vettel perdió la posición de podio con Verstappen, llegó un punto en el que la diferencia entre ambas Ferrari y el Haas de Kevin Magnussen era tal que podían permitirse parar en boxes para montar neumáticos frescos y al menos quedarse con la vuelta rápida en carrera. Sin embargo no lo hicieron.

Mattia Binotto aseguró que no quisieron asumir el riesgo de un pitstop y lo que pudiera salir mal, pero me queda la sensación de que realmente ellos no tenían la seguridad de que conseguirían sacar provecho de los neumáticos frescos. Charles Leclerc tenía un set de blandos nuevos y haberlo parado en boxes incluso habría evitado darle la orden de no adelantar a Vettel.

También lee:

Los de Maranello han sido los grandes derrotados en Australia, por donde se le mire. La estrategia tampoco fue brillante y por intentar evitar un undercut de Verstappen e intentar atacar cuando no estaban en rango de hacerlo con Hamilton, acabaron comprometiendo la carrera del alemán para acabar a casi un minuto de Bottas.

No creo que este sea el verdadero potencial de Ferrari. Más allá de la diferencia con Mercedes, que los Haas estuvieran poco más de medio segundo detrás con el mismo motor, me parece que no corresponde.

4. Un buen punto

 

El punto por la vuelta rápida en carrera generó un elemento adicional de interés en los giros finales, cuando los autos van más descargados de combustible y existe el mayor potencial para poder dejar esa mejor vuelta, eso, si quedan neumáticos para conseguirla.

Bottas estaba determinado a lograrlo, tenía el camino despejado, el auto y los neumáticos, y al final ha logrado el máximo puntaje en un Gran Premio en la historia de la Fórmula 1, 26 puntos. Hamilton le dijo a su ingeniero que él necesitaba ese punto y lo intentó, igual que Verstappen, pero era el día de Bottas.

Cuando las posiciones al frente ya están prácticamente definidas, esa punto por la vuelta rápida genera un interés adicional.

5. Más pero no mucho mejor

 

Las nuevas reglas aerodinámicas prometían una carrera más dinámica, después de que el año pasado se contaran apenas cinco adelantamientos durante el Gran Premio de Australia.

La cifra de este año es superior, diez, de los cuales siete fueron con asistencia del DRS. Es el doble, pero acaba sabiendo a poco, en especial cuando vemos lo que pasó en la pelea por el séptimo lugar, donde al menos cinco autos estuvieron en rango DRS con quien les antecedía, pero no se llegó a producir ningún cambio de posición en las últimas 20 vueltas de la carrera.

Habrá que darle tiempo a esta nueva aerodinámica, pero la primera impresión es que no ha hecho una gran diferencia, en un circuito que realmente lo pone a prueba.

También lee:

Artículo siguiente
Galería: El Gran Premio de Australia de F1 2019

Artículo previo

Galería: El Gran Premio de Australia de F1 2019

Artículo siguiente

Una tuerca motivó el retiro de Grosjean

Una tuerca motivó el retiro de Grosjean
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Evento GP de Australia
Autor Diego Mejía
el primero en tener
las noticias