La F1 podría ser un ejemplo para evitar problemas como la Superliga

Stefano Domenicali, CEO de la F1, considera que el fútbol debería aprender del límite de gastos de la categoría tras la polémica del a Superliga.

La F1 podría ser un ejemplo para evitar problemas como la Superliga

La iniciativa de los principales clubes de fútbol europeos de crear una Superliga para aumentar sus ingresos conmocionó a este deporte la semana pasada, pero una revuelta de los aficionados, entre otros movimientos del máximo nivel, hizo que los implicados dieran marcha atrás en sus planes.

La Fórmula 1 tampoco es ajena a las amenazas de ruptura. A principios de la década de los 2000 se habló de un Mundial de Grandes Premios, mientras que la ya desaparecida Asociación de Equipos de Fórmula 1 (FOTA) anunció en 2009 que estaba impulsando su propia categoría para 2010, en medio de la frustración por las condiciones que se ofrecían a los equipos para competir.

Sin embargo, la idea de una categoría de la FOTA se abandonó después de que las escuderías, la FIA y los titulares de los derechos comerciales de la F1 llegaran a un acuerdo sobre la futura gobernanza y las condiciones financieras.

Además de que los equipos hayan recibido una mayor parte de los beneficios del deporte en los últimos años, la F1 ha puesto un gran énfasis en la reducción de costes.

Las nuevas normas han tratado de limitar el gasto de los equipos, mientras que la introducción de un límite presupuestario para 2021 ha garantizado por fin que haya un tope de gasto.

Stefano Domenicali, CEO de la F1, cree que el enfoque de la F1 en el control de los costes es clave para dejar a la categoría alejada de los peligros de una ruptura al estilo de la Superliga de equipos punteros, y cree que los dirigentes del fútbol pueden necesitar abordar las finanzas de los clubes de manera similar.

En declaraciones al canal italiano Sky TG24, Domenicali consideró que la mentalidad de la F1 de reducir los costes de los equipos ha contribuido a crear una base sólida a largo plazo.

Hablando de lo sucedido con la Superliga, dijo: "En la Fórmula 1, ya hemos tenido dos veces una situación en la que existía el riesgo de un campeonato de ruptura para intentar llevar a casa [a los equipos] más resultados desde el punto de vista de los ingresos".

"En la F1, en este momento, empezamos con el enfoque opuesto: de tratar de controlar los costes. No es casualidad que este año sea el primero del límite presupuestario, que da una dimensión diferente de sostenibilidad financiera a los equipos".

También lee:

"Creo que es la primera cuestión que el mundo del fútbol, si se me permite decirlo, debe abordar, y de forma bastante rápida".

Más allá de la cuestión de los costes, Domenicali también consideró que los planes tecnológicos de la F1, para un futuro híbrido y de biocombustibles, aseguran al campeonato un futuro sostenible que mantendrá el interés de fabricantes y equipos.

"Seremos una F1 híbrida y tendremos combustible ecosostenible", explicó. "Ya hay muchas actividades de este tipo que recorren la sociedad, y esto da a la F1 la oportunidad de ser protagonista".

También lee:

compartidos
comentarios
F1 firmará el plan de carreras sprint antes de Portugal

Artículo previo

F1 firmará el plan de carreras sprint antes de Portugal

Artículo siguiente

Brivio describe la principal diferencia entre MotoGP y Fórmula 1

Brivio describe la principal diferencia entre MotoGP y Fórmula 1
Mostrar comentarios