Suscríbete

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestión de alertas sobre noticias de última hora y pilotos favoritos

  • Haz que se oiga tu voz comentando artículos.

Motorsport prime

Descubre los contenidos premium
Suscríbete

Edición

Latinoamérica

La F1 quiere subir el límite de costes a 220 millones pero hay debate con los equipos

La inclusión de la baja por maternidad en el límite de costes de la Fórmula 1 ha surgido como uno de los elementos más polémicos de una nueva propuesta de límite de 220 millones de dólares para 2026.

Mecánicos con el coche de Lando Norris, McLaren MCL38

Mientras la Fórmula 1 sigue ultimando su futuro Pacto de la Concordia, y ha enviado recientemente parte de sus documentos a los equipos, ha empezado el debate sobre dónde encajará el límite de costes en el panorama general.

El sistema actual de límite de costes, que tiene un tope de 135 millones de dólares (unos 125 millones de euros) y se mantendrá hasta 2026, parece estar funcionando lo mejor posible a pesar de la polémica sobre el incumplimiento por parte de Red Bull en 2021.

Sin embargo, ha habido problemas relacionados con el alcance del mismo, y Williams ha liderado con éxito una presión para aumentar los límites de gasto de capital para las escuderías menos exitosas.

Como parte de las discusiones del nuevo Pacto de la Concordia para 2026, parece que, a cambio de dar más dinero a los equipos y subir el límite de gastos a 220 millones de dólares, se contabilizarán en el límite más gastos y se reducirá la lista de exenciones, es decir, de apartados que hasta ahora no se incluían en el límite de costes.

Así, por ejemplo, algunos de los límites de gasto de capital externo se eliminarán y se incluirán en el límite de costes general, para dar a los equipos una mayor oportunidad de invertir ahí si les apetece.

Sin embargo, Motorsport.com ha podido saber que una de las principales molestias que ha surgido de la primera propuesta de límite de costes para 2026 es el pasar a contabilizar algunas cuestiones relacionadas con el personal que antes estaban exentas.

En particular, la inclusión de la baja por maternidad ha causado cierta alarma ya que, si los equipos están tan centrados en asegurarse de no desperdiciar dinero que podrían destinar al rendimiento del coche, quizás prefieran evitar fichar mujeres para cubrir esas posibles bajas por maternidad, un aspecto que sería terrible contra la lucha por la igualdad de género.

Es decir, si el personal de los equipos se tomara una baja por maternidad remunerada, los equipos tendrían que contratar sustitutos de manera interina, lo que generaría costes adicionales en general.

Aston Martin team photo

Aston Martin

Actualmente, una de las exenciones clave en el reglamento financiero de la F1 establece: "Todos los costes de la contraprestación proporcionada a los empleados con respecto al permiso de maternidad, paternidad, permiso parental compartido o permiso por adopción (junto con las cotizaciones a la seguridad social del empleador asociadas) en cada caso de conformidad con una política formal escrita de buena fe que se aplique sustancialmente por igual a todos los empleados de todas las entidades del Grupo que representan".

Otra cuestión que se está debatiendo se refiere a las actividades de ocio de los empleados, como las vacaciones de verano o las fiestas de Navidad. Si eso se incluyera en el límite de costes, los equipos podrían pensárselo dos veces antes de coger eas vacaciones, lo que sería negativo para el personal que trabaja duro durante todo el año.

Actualmente, el reglamento dice que los equipos pueden gastar: "Todos los costes directamente atribuibles a las actividades de ocio ofrecidas en beneficio de todos los empleados de todas las entidades del Grupo declarantes sobre una base sustancialmente igual, con sujeción a un importe máximo de 1.000.000 de dólares estadounidenses, ajustado (si procede) en función de la indexación".

Sin embargo, existe suficiente preocupación como para que, casi con toda seguridad, los equipos presionen para que se introduzcan cambios respecto a la propuesta original y finalmente no se incluyan esos apartados en el límite de costes.

Una fuente familiarizada con el asunto estimó que el resultado final sería un ajuste del límite de costes a unos 215 millones de dólares, sin contabilizar en esa cifra elementos como la baja por maternidad y los días festivos.

Aunque no entró en detalles, el director de Mercedes, Toto Wolff, dijo en Imola el pasado fin de semana que había puntos obvios que debían cambiarse de las propuestas presentadas.

"Creo que tenemos los términos básicos, y cómo ve la Fórmula 1 el próximo quinquenio", declaró.

Toto Wolff, Team Principal and CEO, Mercedes-AMG F1 Team, on the pit wall

"Hay algunas buenas noticias, hay algunas cosas que discutiremos, pros y contras. Y, por supuesto, habrá algunas negociaciones".

"Pero queremos conseguir lo mismo, hacer crecer el deporte. Eso significa que la cuenta de resultados crece y si la cuenta de resultados crece, los equipos se benefician y el deporte también".

El director de Red Bull, Christian Horner, añadió: "Es la discusión habitual de que los equipos quieren más y el promotor quiere más. Pero lo que tenemos funciona relativamente bien y creo que sus fundamentos son relativamente sólidos".

"Creo que a medida que el deporte se desarrolla, evoluciona y crece, hay áreas en las que podemos ajustar el acuerdo. Pero creo que la base fundamental va a ser el ajuste más que la revolución".

Forma parte de la comunidad Motorsport

Únete a la conversación
Artículo previo En medio de rumores sobre Chicago, la F1 quiere más carreras en Asia
Artículo siguiente Alpine elogia a Schumacher mientras sopesa opciones de pilotos para la F1 2025

Comentarios destacados

¿No hay comentarios. Por qué no escribes uno?

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestión de alertas sobre noticias de última hora y pilotos favoritos

  • Haz que se oiga tu voz comentando artículos.

Motorsport prime

Descubre los contenidos premium
Suscríbete

Edición

Latinoamérica