Fórmula 1
R
GP de Canadá
11 jun.
-
14 jun.
FP1 en
77 días
R
GP de Austria
02 jul.
-
05 jul.
FP1 en
98 días
R
GP de Hungría
30 jul.
-
02 ago.
FP1 en
126 días
R
GP de Bélgica
27 ago.
-
30 ago.
FP1 en
154 días
03 sept.
-
06 sept.
FP1 en
161 días
R
GP de Singapur
17 sept.
-
20 sept.
FP1 en
175 días
24 sept.
-
27 sept.
FP1 en
182 días
R
GP de Estados Unidos
22 oct.
-
25 oct.
FP1 en
210 días
12 nov.
-
15 nov.
FP1 en
231 días
R
GP de Abu Dhabi
26 nov.
-
29 nov.
FP1 en
245 días

Cómo Herbert superó la barrera del dolor en su debut en F1

compartidos
comentarios
Cómo Herbert superó la barrera del dolor en su debut en F1
Por:
Traducido por: Luis Ramírez
27 mar. 2020 0:05

Debutar en la F1 es bastante difícil, pero cuando Johnny Herbert comenzó su historia, que lo llevaría a 161 arranques, tres victorias y siete podios, todo su futuro colgaba en la balanza.

Después de su horrible accidente en la FIA ​​Fórmula 3000 en Brands Hatch en 1988, Herbert luchó para estar lo suficientemente en forma para debutar en la F1 solo siete meses después. Tras múltiples cirugías en sus pies y tobillos que le fueron practicadas para evitar la amputación, y con meses de rehabilitación y fisioterapia, llegó a Brasil en 1989 listo para comenzar la temporada con el equipo Benetton.

Su antiguo mentor, Peter Collins, dirigía el equipo, que cambió su nombre de Toleman al comienzo de la temporada de 1986,  pero Flavio Briatore apenas comenzaba a ponerse debajo de la mesa a través de la alta gerencia de Benetton, marca del imperio de la ropa, y quien no estaba convencido de que Herbert fuera apto para el trabajo.

"Flavio, que acababa de llegar a la escena en ese momento, estaba un poco preocupado de que no pudiera hacerlo", dice Herbert, quien contó la historia completa en una entrevista en el Autosport International Show de este año. "De repente, durante una prueba de pretemporada, que no estaba en el programa, me pidieron que hiciera una distancia de carrera”.

“Llenaron el auto de combustible y me fui. No había nadie en el pitwall porque todos se fueron al hospitality, porque todos habían apostado a que solo duraría unas 10 vueltas. ¡Una hora y media después, me quedé sin combustible en la pista!”.

“Eso fue una prueba, aunque cuando llegué a Río para la carrera en sí, tuve una reunión con [el dueño del equipo] Luciano Benetton, Peter y Flavio, y ahí me preguntaron: ¿puedes hacer esto? ¿Puedes conducir este auto?” A ellos yo les respondí: “sí, sí, lo probé cuando conduje esa distancia de carrera ".

“Recuerdo que Emanuele Pirro estaba esperando en el aeropuerto de Roma, listo para ser enviado por si acaso. Pero luego superé a Alessandro Nannini en la calificación e hice la carrera”.

Johnny Herbert, Benetton B188

Johnny Herbert, Benetton B188

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Johnny Herbert, Benetton B188

Johnny Herbert, Benetton B188

Photo by: Motorsport Images

Johnny Herbert, Benetton B188

Johnny Herbert, Benetton B188

Photo by: Motorsport Images

Johnny Herbert, Benetton B188

Johnny Herbert, Benetton B188

Photo by: Motorsport Images

Por fuera, Herbert era normalmente alegre, pero por dentro todavía batallaba el dolor por sus heridas: "Había estado en Austria haciendo cosas muy dolorosas para ponerme en forma. Por supuesto, todavía no estaba bien, y tenía una pequeña bicicleta roja en la que solía andar por el paddock. Realmente no podía frenar particularmente fuerte, incluso con mi pie derecho”.

“También tuve que adaptarme a todo en Río, porque había un bache particular en la curva 8, antes de una curva a la izquierda sobre la gran recta. Fue un golpe brutal. Mi pie izquierdo todavía estaba muy sensible, y el tobillo en sí era del tamaño de un melón. Cuando pasé por ese bache, golpeé de lado y sentí que estaba en el infierno”.

Por Diego Mejía:

“A medida que avanzaba el fin de semana, me di cuenta de que solo podía hacerlo si lograba cruzar el umbral del dolor de alguna manera. Así que aprendí que, si lo dejaba caer (el pie izquierdo) en el fondo del monocasco, cuando pasaba por el bache, golpeaba a un lado”.

“Dolía como el infierno, y estaba gritando en el auto. Pero nunca volvió a doler por el resto de las vueltas que estuve haciendo. Estaba por encima del umbral del dolor, así es como lo superé. Entonces, antes de la carrera, hice lo mismo en la vuelta de instalación”.  

Johnny Herbert, Benetton B188

Johnny Herbert, Benetton B188

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Herbert calificó décimo, a 2.3 segundos del McLaren de Ayrton Senna, ganador de la pole position, pero un cuarto de segundo por delante de su compañero Nannini, un hecho que no fue casualidad, ya que superó al italiano tanto el viernes como el sábado. Ahora todo lo que tenía que hacer era realizar una carrera limpia de 61 vueltas, pero algunos aún dudaban de si llegaría muy lejos con el calor de Río de Janeiro.

"En la carrera en sí, mi consistencia fue muy buena y salió muy bien", dice. “Además de que no se esperaba que yo terminara, tampoco se pensaba eso de Nigel Mansell en el Ferrari. Terminó ganando la carrera, lo cual fue increíble. Alain [Prost, McLaren] tuvo un problema con el embrague, por lo que no pudo hacer su última parada [planificada] en boxes, y eso dejó solo a Mauricio Gugelmin, en su March, delante de mí”.

“En lo que pensé que era la última vuelta, yo estaba en la caja de cambios de Gugelmin, que tenía a Alain justo frente a él. Me estaba preparando y pensé ‘esta es mi oportunidad de estar en el podio en mi primer gran premio’. Estaba todo listo para ello, mi tablero de boxes dijo que faltaba una vuelta ... ¡y salió la bandera a cuadros! ¡Mi equipo estaba tan emocionado por lo bien que me estaba yendo que se olvidaron de cambiar el tablero en una de las vueltas!”.

Johnny Herbert, Benetton B188

Johnny Herbert, Benetton B188

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Herbert terminó cuarto, 1.1 segundos detrás de Gugelmin, y solo 10.4 segundos detrás del ganador Mansell. Y, significativamente, ocho segundos por delante de Nannini, sexto clasificado. Aunque acababa de perder el podio, el resultado consolidó el lugar de Herbert en el equipo, al menos hasta la mitad de la temporada. Después de una desastrosa sesión de calificación en Canadá, en la que no logró entrar en la parrilla de salida, perdió su asiento.

También lee:

"Lo que es sorprendente para mí es que nadie olvida esa carrera, incluso hoy la gente lo recuerda", dice respecto a la carrera en Brasil. “Honestamente salvó mi carrera. Pude haber pasado dos años en rehabilitación, corrí en Japón, me recuperé. Las cosas avanzaban tan rápido que si me hubiera ido y regresaba, con las personas que estaban apareciendo como Jean Alesi, Michael Schumacher, toda esta sangre nueva, me habrían visto como un bien ya dañado”.

"La cuarta posición en esa carrera me salvó, me dio el factor sorpresa de," ¿Cómo demonios hizo eso este tipo? "

Después de pasar un tiempo con Tyrrell, Lotus y Ligier, regresó a Benetton años más tarde y consiguió dos victorias en 1995 antes de pasar a Sauber. Obtuvo luego su última victoria con Stewart GP en 1999, terminando su carrera en la Fórmula 1 con Jaguar un año después”.  

Johnny Herbert runs to help Takao Wada

Johnny Herbert runs to help Takao Wada

Photo by: Motorsport Images

Anormalmente valiente

Si el regreso de Herbert de una lesión no fue lo suficientemente heroico, un incidente en un evento de prototipos japoneses en Fuji en 1991 lo fue, en una carrera de 500 km, el mismo año en que ganó las 24 horas de Le Mans para Mazda, un hecho que lo marcó como un verdadero ejemplo dentro del deporte.

El Nissan rosa de Takao Wada circulaba a más de 320 km/h cuando se estrelló contra la tierra y dio un giro para después sufrir una explosión y envolverse en una bola de fuego.

La cámara abordo de Wada capturó todo el incidente y, mientras luchaba por liberarse en la cabina de las llamas, Herbert detuvo su Mazda y corrió a ayudarlo.

"Mientras conducía hacia la curva 1, vi su auto al revés y totalmente envuelto en llamas", recuerda. "Pude ver que él no había salido, y nadie más se detenía, pero pensé, '¡Será mejor que le brinde ayuda!' Pensé que llegaría más rápido que los oficiales, así que yo corrí ".

Sorprendentemente, a pesar de la violencia del accidente, Wada resultó ileso y había logrado liberarse del incendio. Saltó de la cabina justo cuando Herbert llegó, quien corrió desinteresadamente hacia el fuego.

Además:

"Cuando vi algo así, mi instinto me dijo que parara y ayudara", recuerda Herbert. "Muchos otros pilotos obviamente no lo hicieron, y tal vez fue porque no podrían enfrentar lo que se encontrarían. No tengo ningún problema con eso”.

Cuando Wada escapó tan lejos como pudo de su auto en llamas antes de colapsar, Herbert regresó corriendo a su auto, se abrochó el cinturón y volvió a la carrera.

La acción de Herbert fue la de un héroe, quien merecidamente ganó el Sportsman Award en los prestigiosos Autosport Awards de ese año.

En fotos, el debut de Herbert en Río de Janeiro:

Galería
Lista

Johnny Herbert, Benetton B188

Johnny Herbert, Benetton B188
1/8

Foto de: Sutton Motorsport Images

Johnny Herbert, Benetton B188

Johnny Herbert, Benetton B188
2/8

Foto de: LAT Images

Johnny Herbert, Benetton B188

Johnny Herbert, Benetton B188
3/8

Foto de: LAT Images

Johnny Herbert, Benetton B188

Johnny Herbert, Benetton B188
4/8

Foto de: LAT Images

Johnny Herbert, Benetton B188

Johnny Herbert, Benetton B188
5/8

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Johnny Herbert, Benetton B188

Johnny Herbert, Benetton B188
6/8

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Johnny Herbert, Benetton B188

Johnny Herbert, Benetton B188
7/8

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Johnny Herbert, Benetton B188

Johnny Herbert, Benetton B188
8/8

Foto de: Mark Sutton / Motorsport Images

Artículo siguiente
Los pilotos que subieron al podio en su debut en F1

Artículo previo

Los pilotos que subieron al podio en su debut en F1

Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Pilotos Johnny Herbert
Equipos Benetton
Autor Charles Bradley