Smith rodó el martes en el Red Bull Ring en un test privado

Bradley Smith, que la semana pasada no participó en las dos sesiones de entrenamientos colectivas que se llevaron a cabo hace unos días en Spielberg, rodó este martes en una Yamaha R1 privada.

El británico, al igual que Pol Espargaró, su compañero en el equipo Tech 3, no tomó parte en los ensayos que la mayoría de la parrilla –con la excepción de los pilotos de HRC– disputaron allí la semana pasada con el fin de familiarizarse con el trazado en el que se disputará el próximo gran premio, a mediados del mes que viene.

Smith, sin embargo, buscó la forma de no llegar a esa cita a ciegas. KTM, para quien correrá el año que viene con el patrocinio de Red Bull, era quien había alquilado la pista. Michelin le suministró los neumáticos y la moto se la preparó la estructura nacional austríaca de resistencia (YART), propiedad de Mandy Kainz.

“Aquí estoy en Spielberg, probando. Gracias a Mandy y a los chicos de YART, que me permitieron rodar con una R1. Me encanta el trazado, es rapidísimo”, convino Smith en su perfil oficial de Twitter.

 

El único objetivo del corredor, que pudo completar un total de 40 vueltas, fue el de hacerse a la pista, de modo que los tiempos no trascendieron. Además, hay que tener en cuenta que compartió asfalto con pilotos de Moto2.

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento Pruebas en Spielberg Julio
Pista Red Bull Ring
Pilotos Bradley Smith
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas bradley smith, red bull ring, test red bull ring, test spielberg