Los pilotos dudan de la teoría del bache

35,060 Vistas

La mayoría de la parrilla de MotoGP no considera que el bache de la entrada de la curva 12 de Montmeló fuera la principal causa de la caída que provocó la muerte a Luis Salom.

Este miércoles a las nueve de la noche se celebrará en Palma de Mallorca el funeral por Luis Salom, el piloto local que falleció el viernes pasado en Montmeló, tras sufrir un accidente durante la segunda tanda de ensayos libres de Moto2. Su equipo, el SAG, emitió un comunicado este lunes en el que concluía, tras el análisis de los datos recabados de los componentes de la moto, que Salom perdió el control de su Kalex al pasar por encima de un bache con los frenos trincados, circunstancia que provocó un estrés extra en el tren delantero, que finalmente cedió.

"El asfalto de este circuito está consumido porque aquí ruedan mucho los F1. Pero creo que puede haber sucedido algo distinto”, dijo Rossi

Sin embargo, los testimonios de los pilotos de MotoGP ese mismo lunes –realizaron una jornada de entrenamientos programada de antemano– reflejaron las dudas de estos a creer esa teoría.

Valentino Rossi, por ejemplo, fue uno de los que desde el primer momento abogó por un posible fallo en la moto. “Es verdad que el asfalto de este circuito está consumido porque aquí ruedan mucho los F1. Pero creo que puede haber sucedido algo distinto”, insistió el italiano.

Otros, como Dani Pedrosa, pasaron por la zona en la que se cayó Salom barajando varias hipótesis. “He pasado por allí muchas veces durante la jornada de hoy [lunes] y sí me he dado cuenta de que en la zona exterior, que es donde te manda la curva anterior [la 11] y donde teóricamente frenó Luis, había muchas capas de pintura. Y eso lógicamente no tiene el mismo nivel de adherencia que el asfalto”, puntualizó el corredor de Castellar del Vallès (Barcelona).

En lo que sí coinciden todos es en los problemas que genera en su conducción el hecho de que la pista también albergue entrenamientos y grandes premios del Mundial de Fórmula 1, algo que al margen de Montmeló, también ocurre en Austin, Malasia, Gran Bretaña y, desde este año, Austria.

“Aquí ruedan mucho los F-1 y eso hace que el cemento se rice, por las frenadas y la tracción que tienen”, apuntaba Aleix Espargaró, que al mismo tiempo tampoco terminaba de ver creíble la teoría del bache. “Hay muchos circuitos con muchos más baches que este y muchas otras curvas con muchos más baches que aquella. Evidentemente que nos gustaría correr sobre moqueta y que este circuito tiene baches, pero no creo que eso fuera la causa”, zanjó el de Granollers (Barcelona).

“Las visitas de  seguridad siempre las hacemos con Franco Uncini [miembro de la FIM en Dirección de Carrera del Mundial de MotoGP] y Charlie Whiting [Director de Carrera en el de Fórmula 1]. Nunca había habido puntos críticos. Llevábamos muchos años corriendo en este trazado y nunca habíamos dudado de la dimensión de esta curva, y menos en la entrada. En la F1 hicimos la chicane especialmente por la salida. El exterior de la curva 12 no era una zona que centrara nuestras miradas a nivel de seguridad. Y no las nuestras, sino las de los comisarios de la FIM”, asegura Joan Fontseré, director de la instalación. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Tipo de artículo Noticias de última hora