Fórmula 1
03 jul.
-
05 jul.
Evento finalizado
10 jul.
-
12 jul.
Evento finalizado
17 jul.
-
19 jul.
FP1 en
4 días
R
GP 70º Aniversario
07 ago.
-
09 ago.
FP1 en
25 días
14 ago.
-
16 ago.
FP1 en
32 días
04 sept.
-
06 sept.
FP1 en
53 días
R
GP de Toscana
11 sept.
-
13 sept.
Próximo evento en
60 días
30 oct.
-
01 nov.
FP1 en
109 días
13 nov.
-
15 nov.
FP1 en
123 días
R
GP de Abu Dhabi
27 nov.
-
29 nov.
FP1 en
137 días

Cuando Irvine salió de la sombra de Schumacher

compartidos
comentarios
Cuando Irvine salió de la sombra de Schumacher
Por:
Traducido por: Luis Ramírez
25 may. 2020 17:47

La temporada de Fórmula 1 de 1999 terminó con Ferrari presentando un contendiente al campeonato anteriormente poco probable. Pero la primera carrera de esa campaña mostró que Eddie Irvine podría triunfar a la sombra de Michael Schumacher.

Cuando Ferrari, aunque de mala gana, apoyó a Eddie Irvine en la búsqueda del título de Fórmula 1 en 1999, lo hizo contra toda convicción. Claro, fue una necesidad después de la lesión de Michael Schumacher en el Gran Premio de Gran Bretaña, pero por primera vez en su carrera ya estaba en la búsqueda del mérito.

Antes de que comenzara la temporada de 1999, Irvine no había ganado una sola competencia en la máxima categoría. Era firmemente el artillero de cola prescindible de Schumacher, recolectando un puñado de podios mientras el alemán recogía todos los aplausos. Pero podría decirse que era un trabajo que desmentía la naturaleza rebelde y el estilo de carrera intransigente de Irvine. ¿Por qué aceptaría él un papel de apoyo con tanto gusto?

Irvine creía firmemente que algún día podría usurpar a Schumacher como la niña de los ojos de Ferrari; todo lo que necesitaba era la oportunidad de hacerlo. Contra todo pronóstico, la primera carrera de la temporada 1999 ofreció ese chace, lo que también fue el comienzo de la primera temporada completa de F1 que vi.

Mi papá me despertó antes del amanecer para caminar tranquilamente hacia la sala de estar, bajar de puntillas por las escaleras para evitar el más mínimo crujido y ponerme en el sofá, con los ojos llenos de lágrimas, listo para lo que sea que la carrera pudiera ofrecer. Él bajó el volumen para que el sonido fuerte no despertara a nadie más en la casa.

Desde el principio, parecía que poco había cambiado respecto al año anterior. El actual campeón, Mika Hakkinen, había eclipsado a su compañero de equipo David Coulthard por medio segundo para la pole, mientras Schumacher lideraba a Ferrari desde la segunda fila, con Rubens Barrichello de Stewart a su lado. Después de dos años plantados en el centro de la parrilla, el equipo de Jackie Stewart había dado un gran salto con su nuevo SF-3. Al igual que Jordan, con el refugiado de Williams Heinz-Harald Frentzen, venciendo a Irvine por la quinta posición de la parrilla.

Pero McLaren había sufrido un susto previo a la carrera cuando Hakkinen regresó al garaje cuando se dirigía a tomar su posición en la parrilla. Inicialmente eligió comenzar con el auto de repuesto antes de cambiar de opinión una vez más. Luego, inmediatamente después de la vuelta de formación, el drama regresó a la parrilla ya que ambos Stewarts se quemaron simultánea y espontáneamente.

Rubens Barrichello, Stewart Grand Prix SF3

Rubens Barrichello, Stewart Grand Prix SF3

Photo by: Motorsport Images

El arranque se interrumpió, la confusión se produjo cuando Stewart tuvo que determinar si podía enviar a Barrichello a correr en el auto de repuesto una vez completada la vuelta de formación. Concedido el permiso para reiniciar, el brasileño arrancó desde el pitlane, ya que el segundo intento intento de vuelta de formación estuvo igualmente cargado.

Hakkinen y Michael Schumacher no pudieron alejarse de la parrilla y, aunque el finlandés logró apretar el embrague y encontrar la manera de ponerse a rodar antes de que el auto final pasara, Schumacher tardó más en moverse. Al igual que el reciente final de temporada de 1998 en Japón, Schumacher renunció para comenzar desde la parte posterior de la parrilla.

Cuando la carrera finalmente se puso en marcha, Hakkinen y Coulthard conservaron sus posiciones, mientras que Irvine hizo uso de la fila vacía que tenía delante para saltar a Frentzen en la curva 1. Pero los McLarens amenazaban con replicar la carrera de dos caballos en Albert Park de una temporada anterior mientras marchaban lejos de Irvine; quien tenía 2.4s de atraso al final de la primera vuelta, a pesar de estar con una llanta de grado más suave, y de ser atacado por Frentzen.

A medida que se desarrollaban las primeras vueltras de la carrera, los McLarens ampliaron su ventaja sobre el resto, con Coulthard acosando a Hakkinen.

Hakkinen aceleró pero Coulthard se mantuvo con él, y al final de la cuarta vuelta ya habían dejado atrás a Irvine por casi 10 segundos. Después de la oleada inicial de emoción, el GP de Australia parecía estar en un ritmo tranquilo, y todo apuntaba a que McLaren ganaría.

Sin embargo, la batalla estaba por el tercer lugar, e Irvine no pudo escapar de las garras de Frentzen. Detrás de ellos, Ralf Schumacher, en su primera carrera para Williams, se estableció en el quinto lugar, mientras que nada parecía anular la ventaja de los McLaren MP4 / 14 en Melbourne.

Las esperanzas estaban firmemente arraigadas en la dudosa fiabilidad de McLaren en las pruebas. Unas vueltas más tarde, Coulthard se vio afectado por un problema hidráulico. Hakkinen cruzó la línea de meta para comenzar la vuelta 14, con Coulthard retirándose a su garaje para dejar a su compañero en solitario. Para evitar que la carrera se convirtiera en un paseo para el finlandés, se necesitaba otro estímulo para igualar la parrilla.

También lee:

Jacques Villeneuve, BAR 01 Supertec

Jacques Villeneuve, BAR 01 Supertec

Photo by: Steven Tee / Motorsport Images

Esto vino por cortesía de Jacques Villeneuve, corriendo para el nuevo equipo British American Racing, que de repente perdió su alerón trasero mientras circulaba en un impresionante octavo lugar. Después de haber chocado contra la pared en Lakeside Drive, el BAR 01 de doble diseño fue sacado de la pista en condiciones de automóvil de seguridad, lo que puso a Irvine más cerca de Hakkinen.

Cuando el auto de seguridad se metió en los boxes después de tres vueltas, Hakkinen comenzó a cuidar su espalda, como era habitual. Pero, curiosamente, el finlandés siguió haciéndolo hasta la línea y, oliendo a sangre, Irvine logró hacer una maniobra para adelantar al campeón, quien además estaba en otro problema mecánico.

Detrás de ellos, y en una brillante exhibición de pensamiento rápido, Ralf Schumacher dejó un espacio para Frentzen y luego aceleró, adelantando al piloto de Jordan en la curva para ocupar el sitio de manera breve.

Pero Irvine era el líder, y aunque Frentzen pasó a Ralf Schumacher a la curva 3, el irlandés del norte pudo darse un respiro a medida que surgieron nuevas escaramuzas detrás de él; Giancarlo Fisichella se colocó detrás de Jarno Trulli y Barrichello, que se recuperaba, tomó medidas evasivas, dejando que Michael Schumacher y el debutante Pedro de la Rosa se colaran en posición de pelear por algunos puntos dentro de los primeros seis. Trulli luego hizo un movimiento sobre Ralf Schumacher en la curva 9 poco después para pasar al tercer lugar, dejando al piloto de Williams bajo la presión de su hermano.

Hakkinen alcanzó a llegar hasta los boxes, y aunque McLaren reparó su monoplaza y tentativamente lo envió de vuelta a la pista, el problema era terminal. En cuestión de vueltas, una carrera que parecía una repetición segura del año anterior ahora tenía una perspectiva muy diferente.

Con Trulli entre él y los Schumacher, Frentzen vio la oportunidad de devolverle el golpe a Irvine y subrayar el potencial de Jordan en 1999, alcanzando la cola antes de que otro auto de seguridad llegara. Esta vez, el retornado a la F1, Alessandro Zanardi, recién llegado tras haber ganado el título de CART, salió el circuito en la curva 5, lo que permitió que el alemán de Jordan se pusiera más en juego.

Más importante aún, Michael Schumacher también estaba firmemente en competencia y, después de que Trulli fue a los pits, estaba a tres pasos del líder de la carrera. Barrichello también aprovechó la oportunidad para fugarse, aliviando aún más la presión sobre el mayor Schumacher, pero el entonces dos veces campeón no pudo entrar en el ritmo de su hermano cuando Irvine se alejó de ellos.

Momentos después, el neumático trasero derecho de Michael cedió y el de Ferrari tuvo que ir al pitlane, también cuidando su alerón delantero roto, lo que lo dejó completamente fuera de combate. Las esperanzas de Ferrari, en este punto, estaban totalmente en Irvine.

También lee:

Eddie Irvine, Ferrari F399

Eddie Irvine, Ferrari F399

Photo by: Motorsport Images

En otro diluvio de incidentes, la relación de pesadilla de Trulli con la curva 3 continuó mientras golpeaba al Minardi de Marc Gene fuera del circuito, lo que provocó el retiro de ambos. Diniz y Wurz también abandonaron mientras estaban en los puntos, elevando brevemente a Tora Takagi de Arrows a un cuarto inesperado antes de que el piloto japonés fuera a boxes para ayudar a Fisichella a subir de posición.

La frecuencia de los cambios de posición significaba que la carrera se parecía a la fiesta del té del Sombrerero Loco, y había más por venir cuando la carrera llegó a su fase nominal de parada en boxes para aquellos que aún no habían consumido combustible y neumáticos.

La detención Ralf Schumacher había elevado a Fisichella a la tercera posición, antes de que Irvine y Frentzen entraran juntos al final de la vuelta 34. Los mecánicos de Ferrari y Jordan realizaron paradas casi idénticas, pero Frentzen salió detrás de Fisichella antes de la parada del italiano, dejando a Irvine en el liderato. Una vez que el piloto de Benetton cedió el segundo lugar permitió que Frentzen y Schumacher regresaran a la zona del podio.

Irvine dictaba sabiamente el ritmo y, si bien Frentzen pasó la totalidad de la carrera un poco más de un segundo detrás del piloto de Ferrari, la ventaja era inexpugnable. Irvine cruzó la línea para asegurar su primera victoria en la F1, a solo 1.027 segundos del implacable alemán.

Ralf Schumacher reclamó un podio para Williams por primera vez, reasumiendo el tercer lugar después de que Fisichella fue una vez más a los pits. Sorprendentemente, a pesar de su fuego en la vuelta de formación y una penalización de stop-go por pasar a Michael Schumacher bajo banderas amarillas, Barrichello rescató un quinto lugar para subrayar un fin de semana impresionante para Stewart.

La batalla por el punto final se libró con tanto vigor como el resto de la carrera, y después de más retiros fue Arrows quien peleó por ello. De la Rosa venció por poco a Takagi para sumar puntos en su debut en la F1, mientras que Michael Schumacher quedó una vuelta detrás luego de su pinchazo.

Por fin, Irvine se había ganado la oportunidad de demostrar que era más que el subordinado de Schumacher, y después de haber empatado en los puntos con él en el momento del accidente de Schumacher en Silverstone, la pelea por el título de 1999 tenía al irlandés del norte como contendiente.

El ganador, Eddie Irvine

El ganador, Eddie Irvine

Photo by: Motorsport Images

También lee:

Artículo siguiente
GP de Gran Bretaña abierto a carrera de F1 en agosto

Artículo previo

GP de Gran Bretaña abierto a carrera de F1 en agosto

Artículo siguiente

Jefe de AMG podría asumir rol en Aston Martin

Jefe de AMG podría asumir rol en Aston Martin
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Autor Jake Boxall-Legge