Cómo un mal dato de simulación llevó a una error clave en Mercedes F1

El director técnico de Mercedes en Fórmula 1, Mike Elliott, ha explicado cómo un dato en las simulaciones iniciales de diseño del monoplaza W13 condujo a la decepcionante campaña 2022 del equipo.

Cómo un mal dato de simulación llevó a una error clave en Mercedes F1
Cargar reproductor de audio

El W13 quedó asociado más estrechamente con el problema de porpoising, que afectó a todos los equipos de F1 en cierta medida durante la primera temporada 2022, en la que se volvieron a utilizar diseños con efecto suelo.

Aunque Mercedes fue capaz de resolver el problema aerodinámico específico del porpoising, luego debió dedicar mucho tiempo a solucionar un problema de conducción que el porpoising había estado ocultando antes de convertir finalmente al W13 en un monoplaza más rápido y capaz de ganar hacia el final de la temporada.

La clave de este exitoso cambio fue una importante mejora que Mercedes introdujo en el Gran Premio de EE.UU., donde el jefe del equipo, Toto Wolff, reveló que habían rastreado los defectos conceptuales del W13 hasta "una única decisión" tomada durante el proceso de diseño.

En declaraciones a Motorsport.com, Elliott habló sobre el impacto de esa decisión, aunque se mantuvo hermético sobre su naturaleza exacta porque "estaríamos explicando qué es lo que estamos tratando de hacer durante el invierno y hacia dónde estamos tratando de ir" con el coche W14 que Mercedes utilizará en 2023.

"(Pero) lo que nos propusimos en el coche, curiosamente, lo tuvimos justo cuando empezamos", añadió Elliott.

Y (entonces) tuvimos un resultado en simulación que nos hizo elegir una dirección ligeramente diferente".

"Es fácil volver atrás y decir '¿por qué pasó eso? Pero creo que en todas estas cosas, siempre es fácil volver atrás en retrospectiva y mirar hacia atrás y decir, 'si no hubiéramos hecho ese paso allí, habríamos estado en una posición muy diferente'".

Más de la Fórmula 1:
George Russell, Mercedes W13

George Russell, Mercedes W13

Foto: Erik Junius

"Pero creo que haber visto eso (la anomalía en los datos) en ese momento habría sido muy duro".

"Voy a explicarlo de una forma completamente tangencial: si haces submarinismo, hay algo que se llama foso de incidentes. Por eso, si enseñas a bucear, enseñas a la gente la fosa de incidentes".

"Y la razón por la que enseñamos eso es que lo que ocurre cuando miras los accidentes que ocurren en el buceo, nunca es la primera cosa que salió mal, es porque la gente no abortó en la primera cosa que salió mal y (entonces) un montón de otras cosas salieron mal lo que significó que estaban en un montón de problemas".

"Si nos remontamos a la decisión que tomamos, es bastante similar. Lo primero que hicimos fue muy difícil de detectar".

"Fue entonces una cascada de cosas que vinieron después lo que significó que termináramos donde terminamos".

"Y así, cuando sabes dónde acabaste al final, es muy fácil mirar atrás y ver dónde dimos el paso equivocado".

Se ha sugerido que ese error de simulación llevó a Mercedes a seguir adelante con su enfoque de "cero-pod" para el sidepod, que significaba que una gran área de suelo trasero se flexionaba bajo carga aerodinámica máxima y desencadenaba porpoising extremo en el W13 durante la primera parte de 2022, incluso a velocidades más bajas que en los coches rivales.

Elliott sugirió que el defecto de diseño fundamental dejó a Mercedes con un potencial de rendimiento que no pudo desbloquear en el W13, y que se está trabajando en el nuevo coche de la escudería de las flechas plateadas para garantizar que este no siga siendo el caso de cara a 2023.

"Terminamos en una posición en la que empezamos el año al frente de la parte media de la parrilla, ocasionalmente un poco peor que eso", dijo Elliott sobre la campaña 2022 de Mercedes.

"Y terminamos la temporada, me gustaría pensar, con el segundo coche más rápido".

"Así que la decisión que tomamos no fue enorme. Estamos hablando de algo que si lo hubiéramos hecho bien, tal vez habríamos sido tres o cuatro décimas más rápidos".

"Es muy difícil saberlo porque no puedes volver a jugar las cartas desde ese momento en adelante".

"Y sería arrogante pensar que si no hubiéramos cometido ese error, tendríamos un coche que estaría ganando el campeonato del mundo, porque creo que esa no es la forma correcta de verlo".

"Más bien hay que mirar y decir: 'sabemos que cometimos un error y sabemos que podemos mejorar el rendimiento cambiándolo'".

"Algunas de las mejoras que hemos introducido hacia el final de la temporada han servido para confirmarlo y tenemos que hacer el resto durante el invierno y ver adónde llegamos también".


¡Si quieres mantenerte informado al instante sobre las últimas noticias de la Fórmula 1, entra en nuestro canal de Telegram y recibirás todas las novedades de la categoría!

compartidos
comentarios

Aston Martin aprovecha lagunas reglamentarias para su F1 2023

Horner admite un "error de Red Bull" en la polémica Verstappen-Pérez