Suscríbete

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestión de alertas sobre noticias de última hora y pilotos favoritos

  • Haz que se oiga tu voz comentando artículos.

Motorsport prime

Descubre los contenidos premium
Suscríbete

Edición

Latinoamérica
Fórmula 1 GP de Mónaco

El simple cambio de reglas que podría devolver la emoción a la F1 en Mónaco

Otro Gran Premio de Mónaco de trámite ha desencadenado inevitablemente el debate sobre lo que debe hacer la Fórmula 1 para avivar la emoción en el principado.

Charles Leclerc, Ferrari SF-24, Oscar Piastri, McLaren MCL38, Carlos Sainz, Ferrari SF-24, Lando Norris, McLaren MCL38

A medida que los coches de la F1 se han hecho más grandes y pesados, está claro que han superado a las famosas calles en términos de poder ofrecer una emocionante acción rueda a rueda.

En ocasiones se ha dicho que lo que hay que cambiar es el trazado para intentar abrir una verdadera oportunidad de adelantamiento en algún lugar.

Las ideas han variado desde la posibilidad de modificar la Nouvelle Chicane (¿podría hacerse más ancha y afilada, para que se convirtiera en un lugar de adelantamiento?) hasta crear nuevas curvas.

Una idea de la que se ha hablado a menudo es que los coches giren a la izquierda en Portier, bajen un poco por las carreteras a lo largo de la playa antes de volver por una recta mucho más larga (y una zona DRS) hasta la chicana.

Christian Horner, director de la escudería Red Bull, al ser preguntado por la posibilidad de una revisión del trazado, afirmó: "Mónaco sigue ganando terreno, así que creo que es algo que tanto nosotros como la Fórmula 1 deberíamos estudiar, porque es un lugar magnífico".

A view of the circuit and surrounding buildings

Vista del circuito y los edificios circundantes

Foto: Mark Sutton / Motorsport Images

"Aquí hay mucha historia, pero todo evoluciona. Creo que ahora los coches son muy grandes. Si los comparas con los coches de hace 10 años, son casi el doble de grandes, así que es algo que tenemos que mirar colectivamente - como deporte con el promotor -: ¿cómo introducimos una oportunidad de adelantamiento?".

Sin embargo, hacer un cambio tan drástico como crear más curvas no sólo sería carísimo, sino que además no garantizaría que las carreras fueran mejores.

Adelantar es difícil en la F1 moderna y hay muchos lugares -basta con ver Imola la semana anterior- donde los lugares de adelantamiento son muy limitados.

El GP de Mónaco de este año fue especialmente procesional por las circunstancias que rodearon la bandera roja de la primera vuelta.

La carrera se convirtió en una prueba de gestión de neumáticos en la que había que ir lo más despacio posible para no tener que cambiar las gomas.

Como admitió George Russell, que rodó muy lejos del ritmo, no había nada que ganar conduciendo más rápido porque lo único que se conseguía era tener problemas más adelante en la carrera.

George Russell, Mercedes F1 W15

George Russell, Mercedes F1 W15

Foto: Zak Mauger / Motorsport Images

Mónaco no es el único lugar en el que las circunstancias de la estrategia de neumáticos han hecho descarrilar el potencial de emoción. La F1 se ha visto arruinada muchas veces en el pasado reciente cuando un coche de seguridad temprano obliga a la primera parada mucho antes de lo que los equipos desearían idealmente, y la carrera se convierte entonces en una gestión extrema para que todo el mundo pueda llegar al final, lo que no es muy emocionante.

Como bien ha comprendido la F1, la clave para ofrecer una buena carrera y adelantamientos es garantizar un diferencial de rendimiento entre los coches en las distintas fases del gran premio, y la mejor forma de hacerlo es la estrategia de neumáticos.

Mónaco casi siempre ha garantizado ser una carrera de una sola parada porque las bajas demandas de energía del circuito significan que los neumáticos actuales pueden durar toda la carrera y el undercut es bastante ineficaz.

Esto significa que las posibilidades de compensar la estrategia son muy limitadas y que no existe el peligro que se corre en otros circuitos donde los coches gastan mucha goma.

Lewis Hamilton se apresuró a señalar después de la carrera que la clave del problema se reducía a los neumáticos.

"En última instancia, creo que nuestros neumáticos pueden aguantar toda una carrera", dijo. "Así que es un compuesto de neumáticos demasiado duro aquí. Tienes que encontrar la manera de darle más sabor, tal vez tres paradas obligatorias o algo así para darle un poco más de sabor."

Lewis Hamilton, Mercedes W15

Lewis Hamilton, Mercedes W15

Foto: Erik Junius

Sin embargo, obligar a los pilotos a hacer varias paradas puede considerarse demasiado artificial y podría convertir la carrera en una lotería, teniendo en cuenta el trabajo que supone asegurarse un puesto en la parrilla de salida.

Pero es Russell, el compañero de equipo de Hamilton en Mercedes, quien quizás haya dado con la solución más directa y lógica para garantizar que en Mónaco nunca se repita el tipo de carrera que presenciamos el pasado fin de semana.

"Creo que si sólo lleváramos neumáticos blandos", dijo. "Un neumático blando no duraría toda la carrera. E incluso puede que haya que hacer dos paradas. Alguien podría intentar una sola parada. Creo que hacer todo el fin de semana con blandos solucionaría muchos problemas".

Tiene toda la razón. Tener sólo los blandos sería un reto de gestionar y daría lugar a una gran cantidad de estrategias diferentes, desde los que optan por ir a fondo en la creencia de que las tandas extras con goma fresca son mejores que ir "lento y constante" y no necesitar esa parada extra. Las compensaciones de rendimiento de los neumáticos podrían incluso abrir la puerta a algunos adelantamientos, y el undercut sería muy potente.

Los equipos tendrían más oportunidades de arriesgar y ser agresivos con sus paradas, y los pilotos no tendrían forma de montar neumáticos al principio de la carrera y esperar llegar al final sin parar.

Para que se produjera un cambio tampoco haría falta gastar millones en la construcción de nuevas curvas, ni complejas simulaciones y homologaciones de la FIA.

En su lugar, podría hacerse con una simple votación en el Comité Asesor Deportivo y luego en la Comisión de la F1 para impulsar un cambio de reglas en el reglamento que cuente sólo para esta carrera.

El Reglamento Deportivo de la F1 ya tiene una cláusula para Mónaco que permite que la carrera se dispute a 260 km en lugar de a 305 km como en todas partes, así que ¿por qué no también una norma específica que diga que, sólo para esta carrera, la F1 deja de llevar los tres compuestos obligatorios que se llevan en todas partes y correrá exclusivamente con blandos?

Pocos se opondrían a esta idea, sobre todo porque difícilmente podría hacer que las cosas fueran menos emocionantes que lo que se vio el pasado fin de semana.

Charles Leclerc, Ferrari SF-24, Oscar Piastri, McLaren MCL38

Charles Leclerc, Ferrari SF-24, Oscar Piastri, McLaren MCL38

Foto: Sam Bloxham / Motorsport Images

Como dijo Max Verstappen sobre estar abierto a probar algo diferente: "En general, el fin de semana es realmente genial, sólo el domingo es un poco aburrido por desgracia".

"Pero el escenario sigue siendo genial. Si podemos encontrar una manera de correr un poco mejor, ¿por qué no? Esa sería mi solución preferida".

Más de la Fórmula 1:

Forma parte de la comunidad Motorsport

Únete a la conversación
Artículo previo La confusión de Alonso sobre su posición final en el GP de Mónaco de F1
Artículo siguiente Cinco cosas que quizás te perdiste del Gran Premio de Mónaco de F1

Comentarios destacados

¿No hay comentarios. Por qué no escribes uno?

Regístrate gratis

  • Accede rápidamente a tus artículos favoritos

  • Gestión de alertas sobre noticias de última hora y pilotos favoritos

  • Haz que se oiga tu voz comentando artículos.

Motorsport prime

Descubre los contenidos premium
Suscríbete

Edición

Latinoamérica