Fórmula 1
04 sept.
Evento finalizado
11 sept.
Evento finalizado
R
GP de Eifel
11 oct.
Race en
17 días
30 oct.
Cancelado
R
GP Emilia Romagna
31 oct.
Próximo evento en
37 días
R
GP de Brasil
13 nov.
Cancelado
04 dic.
Próximo evento en
71 días
R
GP de Abu Dhabi
11 dic.
FP1 en
78 días

Retro: el difícil debut de Nigel Mansell en la Fórmula 1

compartidos
comentarios
Retro: el difícil debut de Nigel Mansell en la Fórmula 1
Por:

El británico Nigel Mansell disputó su primer Gran Premio de Fórmula 1 en 1980 en Austria, en condiciones especialmente difíciles.

El camino hacia la Fórmula 1 de Nigel Mansell estuvo lleno de desafíos financieros y físicos. El británico era un piloto talentoso, pero terco, hosco y sin dinero ni patrocinadores. Nada, indicaba que alguna vez ganaría un gran premio o incluso que se proclamaría campeón del mundo.

Después de su éxito en la Fórmula Ford Británica, y de un fuerte accidente en el que se fracturó una vértebra, pilotó un March-Triumph Dolomite en 1979 para el equipo Unipart en el Campeonato británico de Fórmula 3 BARC/BRDC Vandervell. Durante la carrera de soporte del GP de Gran Bretaña en Silverstone, Mansell conoció a dos grandes figuras del equipo Lotus F1Colin Chapman y Peter Collins. Collins le dijo que estaba buscando una nueva promesa británica y que seguía su carrera.

Trabajo y accidente

Unas semanas más tarde, a Mansell, graduado en ingeniería, le ofrecieron un trabajo como representante de ventas en Lotus. El piloto seguía corriendo en F3, pero sufrió otro gran accidente en Oulton Park después de que su coche fuera arrollado por el de Andrea De Cesaris. El coche dio varias vueltas y Mansell se fracturó otra vértebra.

Todavía con dolores y collarín, Lotus le llamó para ver si estaba interesado en probar el F1 en el Circuito Paul Ricard la semana siguiente. Mansell mintió sobre su estado de salud y aceptó. Fue al sur de Francia hasta arriba de analgésicos.

Lotus necesitaba un sustituto para Carlos Reutemann, que iba a dejar el equipo, y encontrar un piloto probador. Mansell se midió con Elio De AngelisEddie CheeverJan Lammers y Stephen South. Gracias a los efectos de los analgésicos, Mansell consiguió conducir el coche sin demasiados problemas. Lotus confirmó entonces que De Angelis sería el piloto titular para la temporada 1980, mientras que Mansell se convertiría en el de pruebas. Sin embargo, pasaría mucho tiempo hasta que pudo dar sus primeras vueltas con el Lotus 81-Ford. Mientras, corrió en F3 y F2 en un Ralt con motor Honda V6, gracias al apoyo de un patrocinador.

También lee:

El primer gran premio

Después de unas cuantas sesiones de test en las que dejó una buena impresión, Lotus le ofreció participar en su primer Gran Premio en Austria en el circuito de Österreichring, una pista muy rápida e desafiante en la que los coches iban cerca de las protecciones a casi 300 km/h. Los pilotos habituales de Lotus, Mario Andretti y De Angelis, iban con el Lotus 81, mientras que Mansell, el tercer piloto, se puso al volante de un 81B con la distancia entre ejes rediseñada y el número 43. Su ingeniero de pista era Peter Wright, el aerodinamista del equipo británico.

Sin embargo, el coche de Mansell no funcionó del todo bien, y a 10 minutos del final de la segunda sesión de clasificación pudo dar unas vueltas con el de De Angelis. Mansell se clasificó último de los 24 competidores, mientras que dos pilotos, Jan Lammers y Jochen Mass, ni siquiera lo hicieron.

El domingo, en la parrilla de salida, sus mecánicos pusieron algo de combustible en el depósito, pero la gasolina se filtraba a su asiento. Mansell, sentado, sintió una aguda sensación de calor. Pero estaba a punto de competir en su primer gran premio, así que no se salió del cockpit.

Los mecánicos, entonces, arrojaron siete litros de agua sobre su espalda, lo que le alivió. Pensando que el problema estaba resuelto, tomó la salida e hizo un buen inicio de carrera. En la vuelta 13 estaba 19º. Sin embargo, el agua se evaporó lentamente, pero su traje seguía empapado de gasolina. La piel le quemaba y le provocaba un dolor terrible. Pero el británico aguantó.

En la vuelta 39 marchaba 13º, pero dos más tarde su motor Ford Cosworth DFV dijo basta. Sensación agridulce para Mansell, ya que sabía que nunca hubiera podido completar las 13 vueltas restantes. Las nalgas y los muslos le ardían. Fue al centro médico, donde le aplicaron una pomada. De vuelta a Gran Bretaña, fue a un hospital para que le tratasen las ampollas y le limpiasen y desinfectasen las heridas. Necesitó 15 días para recuperarse, pero no le importó, porque finalmente había participado en su primer Gran Premio de F1.

También lee:

Opinión: ir un año adelantado, el secreto del dominio de Mercedes

Artículo previo

Opinión: ir un año adelantado, el secreto del dominio de Mercedes

Artículo siguiente

Vettel respalda a Ferrari en su método de selección de estrategias

Vettel respalda a Ferrari en su método de selección de estrategias
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Pilotos Nigel Mansell
Equipos Team Lotus
Autor René Fagnan