Fórmula 1
04 sept.
Evento finalizado
11 sept.
Evento finalizado
25 sept.
Race en
04 Horas
:
30 Minutos
:
49 Segundos
30 oct.
Cancelado
R
GP Emilia Romagna
31 oct.
Próximo evento en
33 días
R
GP de Brasil
13 nov.
Cancelado
04 dic.
Próximo evento en
67 días
R
GP de Abu Dhabi
11 dic.
FP1 en
75 días

Opinión: Silverstone, ¿último llamado para Red Bull?

compartidos
comentarios
Opinión: Silverstone, ¿último llamado para Red Bull?
Por:

En apenas tres carreras Mercedes parece haber demostrado que está para arrasar en la temporada 2020. Las esperanzas de tratar de cuestionar en Silverstone un veredicto que parece ya escrito están en manos de Red Bull.

Pasaron 14 días entre que se apagó el semáforo del Gran Premio de Austria y la bandera a cuadros del Gran Premio de Hungría. Dos intensas semanas, en las que la Fórmula 1 ha regresado a la pista después de un largo período de descanso forzoso, para el deleite de los aficionados. Pero para muchos también fueron dos semanas difíciles de digerir, no tanto por el trabajo y el esfuerzo logístico, sino por los veredictos que salieron de la pista.

En 14 días Mercedes ha puesto una mano sobre su séptimo título consecutivo (hablamos de la clasificación de Constructores), dejando además el de pilotos como un asunto interno de su garaje.

Todo esto con una superioridad abrumadora, que deja poco espacio para la esperanza de los perseguidores, como lo confirmó Helmut Marko: "¿Por qué Mercedes demuestra tan descaradamente su superioridad? En nuestros 'buenos' años, nunca hemos querido dominar mostrando un potencial tan devastador, porque Mosley (ex presidente de la FIA) y Bernie (Ecclestone) nos habrían pedido inmediatamente que disminuyéramos la velocidad, lo que por cierto no ocurrió con poca frecuencia".

Para los puristas no hay duda: depende de la competencia arremangarse y tratar de hacer la vida difícil a Mercedes, pero hay cierta preocupación en el paddock por los efectos que causan un dominio tan agudo y sobre todo tan prolongado.

"No le corresponde al equipo ganador preocuparse por la previsibilidad del campeonato y ciertamente no somos responsables de esta situación", dijo claramente Toto Wolff, jefe de Mercedes. El balón vuelve al centro, y en el centro sólo hay una entidad, la Federación Internacional del Automóvil, pero no es fácil para la FIA garantizar un espacio en el que todos puedan destacar.

Hay quienes sostienen que la estabilidad normativa conduce a un cierto equilibrio en la parrilla, pero no se puede dejar de recordar que el ciclo anterior, concluido en 2013, terminó con nueve victorias consecutivas del tándem Vettel-Red Bull.

También lee:

La decisión tomada ante la pandemia del COVID-19 de aplazar la entrada en vigor de la nueva normativa hasta 2022 se basó en una base sólida, una situación financiera muy preocupante que puso en peligro la supervivencia de tres equipos (un peligro aún no ha quedado completamente atrás).

Otra cosa, sin embargo, es la decisión de congelar una gran parte de los proyectos actuales también para el próximo año, porque si bien es cierto que la medida real ha permitido recortar algunos costos ante un diseño de un nuevo monoplaza, por otro lado también ha congelado el orden de la parrilla, que no es realmente emocionante para los que van al circuito o encienden el televisor para ver quién estará en el escalón superior del podio. Se resolvió un problema y se creó otro.

"Vettel ha ganado cuatro Campeonatos Mundiales - confió alguien de la categoría - pero si recuerdas bien, cuando triunfó en 2010 en la última carrera en Abu Dhabi había un paddock lleno de gente, VIP, representantes de las casas, patrocinadores, invitados de todo tipo, no podías caminar, estaba todo el mundo en Yas Marina, porque había cuatro pilotos que podían ganar el Campeonato Mundial".

"Cuando Seb ganó su cuarto título en 2013 en India tres carreras antes, el paddock fue una décima parte de lo que había sido tres años antes. Hoy en día nadie puede contra Mercedes, pero con el orden de la parrilla que hemos visto en estas primeras carreras, tendremos una caída en el interés, es inevitable. Y el problema sin precedentes es que también se hace difícil imaginar algo diferente para 2021".

El problema es que con la congelación de los desarrollos (una medida votada por todos los equipos, es bueno recordarlo) se reducen las armas en manos de los oponentes de Mercedes, dejando sólo el frente aerodinámico abierto para tratar de recuperar terreno. Las unidades de potencia seguirán siendo las actuales hasta la última carrera en Abu Dhabi, luego se les concederá una evolución que debutará en Melbourne 2021.

En la práctica, la mesa está puesta para permitir a Mercedes una borrachera que promete ser potencialmente al estilo 2015/2016, y este año será difícil cambiar este estado de cosas si no es invocando milagros sobre los que hoy en día es difícil incluso especular.

Mercedes por un lado se regodea, pero por otro sabe que una caída en el interés no juega a favor del ganador, porque triunfar frente a un pequeño público no es lo mismo que hacerlo frente al público de las grandes batallas, y por eso el propio Wolff intenta pintar un contexto diferente, pero choca con lo que se vio en la pista en las tres primeras carreras de la temporada.

"No hay nadie en el equipo que vea este campeonato ya terminado, puede sorprenderte pero así es como es. Obviamente sabemos que el dominio de un solo equipo, como podemos ser en este momento, o Red Bull en 2010 o Ferrari a principios de 2000, es una situación un tanto extraña para el campeonato".

"Nos gusta estar en la pista para luchar contra Ferrari y Red Bull - continuó Wolff - nos gusta que nuevas fuerzas como Racing Point sean parte del juego, así como ver a equipos como McLaren y Renault encontrar una manera de volver a la cima. Por nuestra parte tenemos un objetivo clave, que es tratar de sacar el máximo provecho de cada fin de semana de carrera, en la medida de nuestras posibilidades, no hay nada más que podamos hacer. Pero hemos visto que Red Bull está cerca, si nos fijamos en la clasificación de pilotos, se necesita sólo un retiro de Lewis o Valtteri para eliminar su ventaja sobre Max".

Cierto, pero el próximo domingo en Silverstone será sólo la cuarta carrera de la temporada, y los hombres de Mercedes ya tienen una de ventaja. El escenario británico aparece ya como una última llamada para Red Bull.

"Seguimos trabajando para ver cómo alcanzar a Mercedes", confirmó Marko, algo que no solamente espera el consejero de Red Bull, sino también un grupo mucho más grande de conocedores y aficionados de la Fórmula 1.

 

Video relacionado

Ricciardo: "La parte media es territorio desconocido para Vettel"

Artículo previo

Ricciardo: "La parte media es territorio desconocido para Vettel"

Artículo siguiente

Seidl: Mejoras gratis de ciertos equipos en 2021 no es lógico

Seidl: Mejoras gratis de ciertos equipos en 2021 no es lógico
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Equipos Mercedes , Red Bull Racing
Autor Roberto Chinchero