En vivo, la Fórmula E se luce y cautiva

Mauricio Gallardo nos habla de lo espectacular que es la Fórmula E en sus fines de semana de carrera y lo bueno que fue el evento en Buenos Aires.

Hay bandas musicales que desde el disco gustan pero no enamoran, sin embargo cuando vas a un show te atrapan. Esta idea también se puede aplicar a la Fórmula E, porque en vivo su propuesta integral realmente cautiva.

Si bien es cierto que en un ePrix de Fórmula Eléctrica no hay "ruido" más allá de la vibrante música del "EJ", claramente es una propuesta que conquista a los fans que se acercan a descubrirla.

Por tercer año consecutivo tuve el honor de ponerle voz a los relatos en el circuito en el EPrix de Buenos Aires y esto me dio la posibilidad de tener un termómetro real con los fans que asistieron al evento en las calles de Puerto Madero, razón por la que podemos compartir algunas sensaciones.

Por lejos, hablamos del ePrix de mayor convocatoria de los tres realizados en Argentina. No hay dudas de que la participación de "Pechito" López, Tricampeón Mundial de Turismo, fue un gran llamador y también lo es el hecho de que la categoría se va instalando con mayor fuerza entre el público.

La puesta en escena fue otra vez brutal, con todo lo que implica un evento FIA para el motorsport y también por el profesionalismo y el nivel internacional en cada uno de los aspectos vinculados al entretenimiento.

Sorprende ver familias enteras, muchos jóvenes entre los fans, hiper conectados con sus tablets y smartphones, registrando todo con sus go pro. Es el público que se viene, el del futuro, el que viraliza aquello que le llama la atención y que de paso, fue a disfrutar de un gran espectáculo sobre ruedas. 
Son los que se sorprenden por cada dato relacionado con los desarrollos tecnológicos, con las innovaciones en materia de energía sustentable y el compromiso con la ecología también es su bandera.

A la par de estos jóvenes caminaban los fanáticos de las carreras, no tan atentos a las cuestiones tecnológicas pero sí al detalle de los pits, de los monoplazas. Ellos saben cual es el color de cada casco que identifica a los pilotos, saben de qué categorías vienen y se emocionan al ver al legendario Alain Prost. Párrafo aparte para el ídolo francés, que amablemente accedió a todos los pedidos de fotos o autógrafos, siempre con una sonrisa y por momentos hasta sorprendido por la pasión que despierta tantos años después de aquel 1993 en el que se retiró como cuádruple campeón de F1.

Volviendo a ese público que sigue a Prost, es el mismo que se ufana de haber saludado a Dario Franchitti o de caminar unos metros junto a Alan Mcnish o Michael Andretti. Por unos momentos la Fórmula E les dio esa posibilidad de acercarse a grandes de todos los tiempos.

El ePrix los reunió a todos y al final de cuentas, grandes y chicos, tradicionalistas o nóveles seguidores del deporte, todos se fueron satisfechos con la experiencia, uno de los grandes objetivos trazados por Alejandro Agag cuando impulsó la serie, avalado por Jean Todt desde la FIA.

Por lo que leí y escuché en estos días, puedo deducir que mayoritariamente las críticas a la categoría se da de personas que no han asistido a un ePrix, que se rigen solo por el hecho de que los autos son eléctricos y que no emiten sonido, como si eso no fuera importante o como si toda esa tecnología que desarrollan los fabricantes no llegará pronto a las calles del mundo.

Del otro lado, quienes se acercaron solo por curiosidad, por que los invitaron o porque querían ver correr a "Pechito" aunque no entendían bien de qué se trataba el asunto, eran los primeros en mostrar su sorpresa al paso de los autos..."no pensé que fueran tan rápido y como mueven las manos, van al límite de pegarse contra el muro" esa fue una de las frases más escuchadas junto con la típica pregunta "¿A cuánto llegan?"

También destacaban los que fueron a ver el primer ePrix y les gustó, volvieron al segundo y también al tercer evento. Era divertido escucharlos entre el público porque marcaban la diferencia, estaban al tanto de todo: potencia en HP y en KW, como es el sistema del Fanboost, cuáles son los autos que tienen una o dos marchas y claro, lo compartían a viva voz con los recién llegados, en parte para mostrar sus conocimientos y en parte porque así es el público del automovilismo, dispuesto a integrar siempre.

En lo deportivo ya se leyeron muchas crónicas y una excelente cobertura aquí en Motorsport.com, reflejando el gran triunfo de Sebastien Buemi y el top 10 para "Pechito" López. La próxima cita será otro evento explosivo en México, el 1° de abril. Más allá de ello, lo que aquí traté de reseñar fueron las impresiones del público respecto a la Fórmula Eléctrica, un certamen que ya dejó de ser una incógnita para empezar su camino de consolidación, trayéndonos el futuro, hoy.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Formula E
Pilotos Jose Maria Lopez
Tipo de artículo Artículo especial