Márquez cree que el problema de Honda "no es la moto, es el proyecto"

Marc Márquez ofreció este jueves en Spielberg una rueda de prensa en la que explicó que ha pedido a Honda que introduzca cambios estructurales para salir de la crisis por la que atraviesa.

Márquez cree que el problema de Honda "no es la moto, es el proyecto"
Cargar reproductor de audio

El piloto de Honda, que sigue recuperándose de la cuarta intervención en el brazo derecho a la que se sometió el 2 de junio en los Estados Unidos, hizo una aparición este jueves en la previa del Gran Premio de Austria, donde no tomará parte, aprovechando la ocasión para mantener algunas entrevistas con los jefes de Honda, los ingenieros y su equipo en el box.

Marc Márquez, que lleva desde julio de 2020 luchando contra esta lesión en el brazo derecho, aseguró que “la próxima semana tengo una revisión que determinará en qué momento puedo volver a subirme a la moto”, algo que hará “cuando me encuentre al 70% físicamente, ya que la última parte de la rehabilitación la haré encima de la moto”, dijo.

El corredor destacó también que, en su opinión, el problema actual de Honda “no es la moto, es el proyecto”, y admitió que le ha pedido a la fábrica japonesa que “haga cambios”.

Durante la rueda de prensa, que duró algo menos de media hora debido a una tormenta, Márquez explicó en qué momento estaba de su recuperación.

“Todo está yendo de la forma correcta, la decisión era importante tomarla, era eso o terminar mi carrera deportiva, vamos poco a poco, lento pero seguro porque sabemos la dificultad, me siento bien, sinceramente, pero el brazo ha sufrido cuatro operaciones y trabajamos para adaptarnos, podemos decir que estoy haciendo ya ejercicios que antes de la operación no podía hacer, la semana que viene me harán un TAC para entender si puedo aumentar los pesos y la carga, y cuándo en el futuro pueda montar en una MotoGP, entender la mejora. Soy optimista porque cada semana aumento la carga de trabajo y el brazo responder de forma satisfactoria”, explicó.

“Desde la operación las primeras seis semanas no movía el brazo, lo tuve inmovilizado, adoptamos un enfoque conservador para cuidar todos los pasos, mejor ir lentos que precipitarse. Las siguientes dos semana empecé a mover el brazo y luego avancé con bandas elásticas. Veremos si la semana que viene me permiten aumentar la carga y entonces trazaremos un plan. Una cosa es el hueso y otra diferente es el resto del músculo. Soy consciente de la importancia de la recuperación y si tengo que alargarla, lo haré. Es evidente que cuando me sienta al 70% me montaré a la moto, no podemos esperar a estar al cien por cien ya que la parte final de la recuperación debe ser encima de la moto”, añadió, confirmando que su intención es competir antes de acabar la temporada y antes de asegurar: "En el momento en el que me suba a la MotoGP entenderé si la operación ha dado resultado".

También lee:

Uno de los motivos de viajar a Austria, entre otros, era mantener el contacto con el equipo en una situación de crisis tan intensa.

“Obviamente se ve que Honda está viviendo un momento difícil, y es con todos los pilotos, y cuando son todos es que el proyecto no está en su mejor momento. Pero es cierto que tenemos la experiencia de 2020 y 2021 cuando ya pasé mucho tiempo fuera, desconecté demasiado y al regresar todo me parecía nuevo. He intentado mantener el contacto con el equipo, mantener una relación cercada con los ingenieros. No he venido a ver las carreras, he venido a hablar con los ingenieros, yo no decido lo que hay que hacer pero quiero estar involucrado en el proyecto. En una situación así el piloto no puede marcar la diferencia solo, es un trabajo de equipo”, remarcó.

En torno a esas conversaciones, le pidieron a Marc que explicara qué debía cambiar la moto para mejorar.

“Los últimos elementos (piezas) no los he podido probar, hasta Mugello no podías pilotar bien la moto y el problema era grande. Pero para mi, el problema no es la moto, es el proyecto, la información tiene que fluir de la manera correcta, si todo el mundo se vuelca en esto y está motivada seguro que saldremos de esta situación. Lo importante es entender la dirección que va a tomar el proyecto”, sorprendió.

Unas palabras que llevan a uno a pensar que habla de cambiar piezas importantes dentro del equipo.

“Cuando hablo de equipo no hablo de personas, hablo de concepto. Estamos viendo a los equipos europeos trabajar de forma diferente, Honda trabaja mucho y están volcados, no podemos decir que no hacen nada. Cuando hablo de cambiar hablo de concepto, la coordinación, yo no tengo que decir cómo hay que hacerlo, Honda es la marca que más ha ganado, confió en ellos, pero deben entender la forma de organizarse mejor, cada vez hay menos test y el trabajo en la fábrica cada vez es más importante. No soy la persona indicada, no me compete decir cómo hay que organizarse. Solo soy un piloto y pido la mejor moto de la parrilla, es mi objetivo y el de HRC, que está aquí para ganar títulos, igual que el resto de pilotos de la marca. El objetivo la próxima temporada, aunque las sensaciones no sean buenas, seguro que será ganar el título. Ahora las mentes están abiertas y parece que las sensaciones son buenas”.

Como ha pasado en otros equipos, parece que Márquez esté pidiendo una revolución en el siempre cuadriculado esquema mental de un fabricante japonés.

“Tampoco quiero decir que Honda tiene que trabajar como los europeos, el estilo japonés ha funcionado y ha ganado, pero el mundo está cambiado y el campeonato también, tratas de investigar cómo mejor y ganar a los nuevos pilotos. Lo importante en un momento difícil es no caer en pánico, ese seria el peor enemigo. Estamos analizando la situación y yo confío en ellos, me he operado el brazo para volver a la cima con ellos, pero todos debemos trabajar en la misma dirección”, en referencia a Honda.

Sobre las opciones de hacer más de una carrera este año, Marc no concretó.

“Mi intención es hacer alguna carrera este año, la próxima semana tendremos la respuesta, no voy a decir ahora si haré dos o tres carreras, cuando me digan que estoy preparado para hacerlo volveré, pero más pensando en la temporada 2023”.

En referencia a los cambios en la moto, le plantearon si Honda debía recuperar la moto que le hizo campeón en el pasado.

“Yo quiero una moto ganadora, pero quizás la moto estilo Márquez de hace dos o tres años ahora no funcione, las motos han cambiado mucho en los últimos años y debemos entenderlo, yo solo puedo señalar dónde perdemos, pero son los ingenieros quienes deben hacer la moto, si ellos están convencidos para hacer un cambio, yo les creeré”.

Por último, trataron de ponerse el anzuelo a Marc sobre su futuro compañero, pero esta vez el de Cervera no quiso entrar al trapo.

"El año que viene tenemos a Alex Rins (en el LCR-Honda) que tiene mucha experiencia y es rápido, ya veremos quién es mi compañero de equipo, pero será interesante ver a un piloto que viene de otra fábrica”, dicho esto empezó una tormenta de viento y lluvia sobre el hospitality de Honda en el Red Bull Ring que aconsejó dar por terminada la rueda de prensa.

compartidos
comentarios
Marc Márquez da el presente en el box de Honda en Austria
Artículo previo

Marc Márquez da el presente en el box de Honda en Austria

Artículo siguiente

Bagnaia: la labor de presionar a Quartararo es de Espargaró

Bagnaia: la labor de presionar a Quartararo es de Espargaró