¿Están en problemas el DTM y el WTCC?

Mientras las categorías híbridas o eléctricas avanzan, el DTM y el WTCC, dos de los principales certámenes de autos de turismo, ven disminuir su parrilla de participantes para 2017.

El Campeonato Alemán de Turismo es por lejos el más reconocido de autos con techo en todo el mundo. Por prestigio, por historia y por su llegada a un público global, el DTM se ganó ese lugar más allá de tratarse de un campeonato nacional.

La espectacularidad de sus coches, ultratecnológicos y sumamente bonitos en cuanto a lo estético, han dado a la divisional el status más alto por parte de los seguidores del motorsport.

Sin embargo, el 2017 no será un año más para ellos. Lejos de crecer y consolidar su posición al mejor nivel, el DTM verá reducida su parrilla de participantes a solo 18 autos, 6 de cada fabrica, un número que puede provocar pánico a quienes invierten grandes sumas de dinero, tanto sea en desarrollo, difusión o patrocinio, entre otros puntos.

Indudablemente una mayor cantidad de participantes no asegura mejores espectáculos. En pista se pueden dar grandes carreras con pocos autos, pero se notará el cambio de 24 máquinas a 18. Para el DTM será un retroceso.

Por su parte, el WTCC (Campeonato Mundial de Turismo FIA), tampoco puede despegar y afianzar su condición de certamen mundial. 

Por el contrario, trabajan contra reloj para asegurar el parque mínimo que supere los 16 autos para sostener su status.

Las salidas del equipo Citroën Racing, último gran dominador del la categoría, y del team ruso Lada dejó al WTCC sin 6 de sus autos y pilotos oficiales.

Solo tendrán representación de fábrica Honda y Volvo con 3 coches cada una, mientras el resto de la parrilla se compondrá de equipos privados que con gran esfuerzo pondrán en pista algunos de los C-Elysee, un par de Civic y los Cruze de Chevrolet, totalmente obsoletos en cuanto a desarrollo. También se trabaja para que algunos de los Lada Vesta puedan correr sin apoyo oficial.

Como sea, la grilla de la categoría de autos de turismo más importante para la Federación Internacional del Automóvil tendrá un 2017 extremadamente duro para subsistir.

Como queda dicho, tanto el DTM como el WTCC afrontarán sus temporadas con mucha incertidumbre. La fortaleza de los campeonatos nacionales, los altos costos para participar en una seria internacional, el interés de las fábricas y los equipos por explorar y desarrollar otras alternativas de propulsión, la seducción que generan actualmente categorías como el WEC, la Fórmula Eléctrica o el RallyCross, son algunos de los parámetros sobre los que podemos enfocarnos para entender qué puede estar pasando.

Lo que sí es seguro es que el automovilismo está mutando todo el tiempo y muy rápido, buscando adaptarse a las condiciones externas que propone un mundo que corre cada vez más a prisa y en diferentes direcciones.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WTCC , DTM
Tipo de artículo Análisis