Análisis: las 10 lecciones del GP de Austria de F1 2021

La segunda carrera en el Red Bull Ring ofreció el mismo resultado con Max Verstappen a la cabeza, pero con varias situaciones que hicieron único al GP de Austria 2021. A continuación las 10 cosas que aprendimos.

La segunda carrera de la doble cita de la Fórmula 1 en Austria resultó más accidentada que la primera, aunque el ganador fue el mismo.

Max Verstappen volvió a hacer una exhibición devastadora en la parte delantera, consiguiendo su tercera victoria consecutiva para ampliar su ventaja en el campeonato de pilotos y seguir dándole la vuelta a Mercedes y a Lewis Hamilton.

Mercedes fue incapaz de responder al ritmo de Verstappen por segunda semana consecutiva, y en su lugar se encontró con un sorprendente aspirante a la segunda plaza, Lando Norris, de McLaren.

Norris fue el protagonista, pero su carrera no estuvo exenta de polémica, ya que recibió una penalización temprana, la primera de las muchas que recibió el equipo en un día ajetreado para los comisarios.

Estas son 10 cosas que aprendimos del Gran Premio de Austria 2021.

1. Verstappen y Red Bull estuvieron en un nivel aparte 

Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B

Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B

Photo by: Alessio Morgese

Mercedes esperaba que la semana entre las dos carreras de Spielberg le diera la oportunidad de acercarse a Red Bull, pero, en la realidad la diferencia se acrecentó.

Verstappen volvió a ser intocable, repitiendo su hazaña de liderar todas las vueltas de la carrera de camino a la victoria, pero esta vez se embolsó la vuelta más rápida para marcar su primer grand chelem en su trayectoria.

Red Bull tuvo una actuación de copia y pega de la semana anterior, de nuevo disfrutando de una ventaja sobre Mercedes tanto en el ritmo de una sola vuelta como en el desgaste de los neumáticos. Aparte de un ligero movimiento en la salida para bloquear la buena largada de Norris, Verstappen no se vio presionado.

La gran diferencia en la parte delantera incluso le permitió a Verstappen una segunda parada en boxes gratuita, que utilizó con buenos resultados sacando 1.6 segundos de su propio tiempo de vuelta rápida, poniéndolo fuera de la vista de sus contrincantes.

Ahora, con una ventaja de 5-3 en victorias este año con respecto a Hamilton, y con 32 puntos de ventaja en el campeonato de pilotos, Verstappen parece cada vez más el campeón electo. Puede que sea pronto, pero Red Bull ha cogido un ritmo que parece difícil de romper.

2. El fin de semana de Mercedes se desbarató en la clasificación

Lewis Hamilton, Mercedes W12

Lewis Hamilton, Mercedes W12

Photo by: Jerry Andre / Motorsport Images

Después de seguir una dirección de puesta a punto "loca" en el primer fin de semana de Austria, Mercedes pasó los días previos a la segunda carrera tratando de perfeccionarla. Hamilton incluso hizo una rara aparición en el simulador en un intento de ponerse al día y recortar la distancia con Red Bull.

El viernes todo lucía más prometedor cuando el vigente campeón lideró el 1-2 de Mercedes en la segunda práctica libre. Aunque seguía confiando en que Red Bull tenía más tiempo guardado en el bolsillo, se sentía más contento con el desempeño del W12.

Pero el fin de semana se deshizo para Mercedes en la clasificación. Las condiciones más cálidas en comparación con los entrenamientos del viernes jugaron en contra del equipo y eso les impidió sacar el máximo partido al neumático C5 cuando era necesario, dejando tanto a Hamilton como a Valtteri Bottas por detrás de los Red Bull y Norris.

Al igual que le ocurrió a Bottas una semana antes, estar atrapado detrás de un coche -uno muy rápido- en las primeras vueltas perjudicó a Mercedes, acabando con cualquier posibilidad de desafiar a Verstappen. Aunque el equipo consideró que carecía de ritmo para hacerlo, al menos le habría ofrecido la oportunidad de estar más cerca del ganador.

3. Silverstone será una prueba importante en la lucha por el título

Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B, primera posición.

Max Verstappen, Red Bull Racing RB16B, primera posición.

Photo by: Sam Bloxham / Motorsport Images

Por muy difíciles que hayan sido las dos últimas semanas para Mercedes, Austria no ha sido uno de sus mejores circuitos a lo largo de los años, lo que significa que todavía podía considerarse que no es necesario encender las alarmas.

Paul Ricard fue un asunto mucho más reñido, pero la próxima carrera en Silverstone va a ser probablemente la prueba más real en la lucha por el título. El circuito inglés ha sido un bastión de Mercedes -y de Hamilton- a lo largo de los años, en gran parte gracias a la potencia del paquete Brackley-Brixworth en línea recta.

El hecho de que Mercedes lleve su última actualización del coche del año a Silverstone también lo hace aún más importante en el contexto de la carrera por el título, pero con el formato del fin de semana que se ve alterado por la clasificación tipo sprint habrá una ventana muy limitada para que el equipo pueda averiguar qué tipo de ganancia puede conseguir con su actualización.

Si Red Bull puede dominar en Silverstone como en Austria, el panorama del campeonato se verá aún más sombrío para los teutones. Es un gran fin de semana para Mercedes y Hamilton al menos podrá contar con el apoyo de su país.

4. Norris nos dio una muestra del futuro de la Fórmula 1

Lando Norris, McLaren, celebra su tercera posición.

Lando Norris, McLaren, celebra su tercera posición.

Photo by: Steven Tee / Motorsport Images

Los elogios a Norris han sido un tema recurrente en los artículos de las 10 cosas aprendidas en cada carrera como resultado de sus constantes y sólidas actuaciones, en donde solo ha terminado una vez fuera de los cinco primeros.

Pero en el escenario de su primer podio en la F1 en 2020, Norris alcanzó otro nivel en Austria. El inglés estuvo cerca de quitarle la pole position en la clasificación, enganchando su McLaren casi a la perfección en la Q3, y quedó a solo 0.048 segundos de la posición de privilegio. Al salir desde la segunda posición fue capaz de aguantar y mantener a los Mercedes detrás demorando el adelantamiento de Hamilton por 20 vueltas.

Norris no se rindió. Mantuvo el ritmo con Bottas después de perder la tercera posición mientras cumplía su penalización en los boxes, por lo que su ritmo le permitió capitalizar un adelantamiento sobre Hamilton. El margen de dos segundos sobre Bottas al final demostró lo bueno que era el McLaren en Austria.

Además, fue una magnífica muestra de lo que podría ser el futuro de la F1. Después de la carrera, Hamilton habló muy bien de su antiguo equipo, McLaren, dando la bienvenida a otra escuadra en la lucha por el frente.

Con la nueva normativa que llegará en 2022 y que ofrece la posibilidad de una mayor igualdad de condiciones, podría convertirse en la norma a medida que pasen los años, sobre todo con Norris rindiendo a un nivel tan alto.

5. Las sanciones ponen en el punto de mira el mantra de "dejarles correr"

Sergio Perez, Red Bull Racing RB16B , en batalla con Charles Leclerc, Ferrari SF21

Sergio Perez, Red Bull Racing RB16B , en batalla con Charles Leclerc, Ferrari SF21

Photo by: Charles Coates / Motorsport Images

Aunque la Eurocopa 2020 ha dominado las últimas páginas en las secciones deportivas, las penalizaciones han dado mucho que hablar también en la F1 en Austria tras varios incidentes.

El intento de Sergio Pérez de adelantar a Norris después del reinicio del coche de seguridad, una maniobra que Norris realizó sobre el piloto de Red Bull una semana antes, llevó al drama cuando ninguno de los dos pilotos decidió frenar. Norris apretó a Pérez, dejando al mexicano sin otra opción que conducir a la grava y costándole varios puestos.

Los comisarios tardaron 20 vueltas en considerar que Norris había forzado la salida de Pérez del circuito lo que provocó una respuesta desconcertante del piloto de McLaren. Después de la carrera calificó la maniobra de Pérez de "estúpida".

Las cosas cambiaron para Pérez más tarde, ya que se le impusieron dos sanciones de cinco segundos por la misma infracción, ambas cometidas contra Charles Leclerc mientras defendía la quinta plaza. Dado lo agraviado que se sintió por la maniobra de Norris, Pérez no tenía nada que hacer y no protestó en absoluto después de la carrera.

Pero todo esto ha vuelto a poner en el punto de mira el tema de las sanciones y el enfoque de las carreras. El jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner, consideró que la penalización contra Norris fue dura: "Va un poco en contra del mantra de 'dejarles correr' que hemos defendido en los últimos años".

Y es cierto. En última instancia, si un piloto intenta un movimiento por el exterior, conoce las consecuencias. Y si hubiera existido una salida de pista en esas curvas y no una línea blanca, es poco probable que los comisarios lo hubieran investigado. El reglamento puede decir que los pilotos deben dejar el ancho de un coche, pero esa regla es muy subjetiva en cuanto a lo que se define en el reglamento cuando hablamos de un duelo lado a lado.

Norris probablemente habría terminado segundo sin la penalización, lo que aumentaría su sensación de injusticia. Pero seguro que es algo que se discutirá en la próxima reunión de pilotos en Silverstone.

6. La FIA tiene que intervenir después del caos de la clasificación

Sebastian Vettel, Aston Martin

Sebastian Vettel, Aston Martin

Photo by: Glenn Dunbar / Motorsport Images

El "pacto de caballeros" entre los pilotos de F1 volvió a demostrar que no existe, ya que una caótica sesión de clasificación desató la furia de Fernando Alonso al final de la Q2.

Michael Masi, director de carrera, quiso evitar que los pilotos cometieran travesuras en las curvas 9 y 10 al momento de querer iniciar una vuelta rápida, escribiendo en las notas del evento que los pilotos debían mantener la velocidad en ambas curvas y completar su preparación en la curva 8. Incluso oímos a Ron Meadows, director del equipo Mercedes, hablar por radio al comienzo de la Q1 para recalcar la aplicación de esta norma.

Pero, citando a Sebastian Vettel, la "carnicería" se desarrolló cuando la Q2 llegó a su punto álgido. Mientras los pilotos desaceleraban para preparar sus últimas vueltas, otros se saltaban la cola y frenaban en las dos últimas curvas. El mayor perdedor fue Alonso, quien iba en su vuelta rápida y que abandonó en la última curva debido a la lentitud de Vettel. El alemán recibió una penalización de tres puestos en la parrilla de salida.

En realidad, Vettel no tuvo la culpa. Alonso dijo que si él era penalizado, el resto de los coches del tren también debían ser sancionados para compensar que él se clasificara en el puesto 14, creyendo que un puesto en la parrilla de salida entre los cinco primeros estaba a su alcance.

Masi dijo tras la carrera que el pacto de caballeros era algo que debían discutir los pilotos, pero Alonso pidió que la FIA tuviera mayor intervención y señaló que en Bakú, para evitar una situación similar en el sector final, existe un tiempo delta para garantizar que los pilotos no vayan demasiado despacio en sus vueltas de preparación.

Puede ser algo que valga la pena implementar para Austria en el futuro, especialmente en una vuelta tan corta. Es poco probable que esto sea un problema en Silverstone, próxima cita del calendario, pero de nuevo, seguramente se discutirá, en un tema que seguramente la FIA podría intervenir.

7. Russell demostró su calidad contra los mejores

George Russell, Williams FW43B, Carlos Sainz Jr., Ferrari SF21, y Kimi Raikkonen, Alfa Romeo Racing C41

George Russell, Williams FW43B, Carlos Sainz Jr., Ferrari SF21, y Kimi Raikkonen, Alfa Romeo Racing C41

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Puede que haya sido otra semana de angustia para Williams, ya que George Russell estuvo muy cerca de llevar a los de Oxford a los puntos, pero volvió a demostrar su valía contra algunos de los mejores de la parrilla.

Russell fue impulsado por lo obtenido en la clasificación una semana antes y finalmente pasó a la Q3 para Williams. Con su primer juego de neumáticos blandos fue rápido, pero mejoró su tiempo con los medios para asegurar su estrategia favorita a la hora de la competencia eliminando a los Ferrari en la Q2 quienes estaban con el mismo compuesto.

Russell perdió terreno en la salida después de evitar a Yuki Tsunoda, pero consiguió mantenerse en la lucha por los puntos hasta los últimos giros en los que entró en una lucha tardía contra Alonso, uno de los mayores defensores de Russell.

La ventaja en velocidad del Alpine hizo que fuera inevitable que Alonso lo adelantara, pero Russell no se lo puso fácil. Se defendió magníficamente en la curva 4 en varias ocasiones, colocando su coche perfectamente. Alonso tuvo que luchar para adelantarle, y finalmente lo consiguió a falta de cinco vueltas.

La sonrisa de Alonso cuando Motorsport.com le preguntó después de la carrera sus impresiones sobre la lucha lo decía todo. Le encantaba estar mano a mano con Russell, sobre todo en una pelea como esa.

"Llevo tres años en la F1, pero es la primera vez que me enfrento a alguien", dijo Russell después de la carrera.

Puede que no haya sido una carrera que le haya hecho puntuar, pero no ha dejado nada que mejorar, y seguro que ha impresionado a los jefes de Mercedes.

8. El choque de Raikkonen con Vettel fue cosa de amateurs

Kimi Raikkonen, Alfa Romeo Racing C41

Kimi Raikkonen, Alfa Romeo Racing C41

Photo by: Zak Mauger / Motorsport Images

Después de otra eliminación en la Q1 en Austria, Kimi Raikkonen buscó repetir su ascenso en el orden después al salir con los neumáticos duros, apostando por una estrategia de una sola parada. 

Su estrategia le llevó hasta la posición 11 en el Gran Premio de Estiria, y parecía que volvería a hacerlo en el Gran Premio de Austria cuando se acercó a Russell en los últimos compases.

Pero terminó en un torpe choque con su ex compañero de equipo en Ferrari, Vettel, que pudo ser 12º en la curva 4 antes de que los dos coches se juntaran a la salida de la curva 5. Vettel lo calificó de "malentendido" tras la carrera, mientras que Raikkonen lo describió como "no ideal".

Los comisarios sancionaron a Raikkonen con 20 segundos de penalización por el choque, algo que un veterano de los grandes premios de dos décadas no debería provocar. Vettel estaba claramente por delante y dejó mucho espacio, sólo para que Raikkonen intentara cerrar la puerta demasiado tarde.

Puede que no le haya costado puntos a Alfa Romeo, pero fue un error de aficionado por parte del finlandés.

También lee:

9. Los avances en la próxima generación de motores de la F1

Lance Stroll, Aston Martin AMR21, Valtteri Bottas, Mercedes W12, y Charles Leclerc, Ferrari SF21

Lance Stroll, Aston Martin AMR21, Valtteri Bottas, Mercedes W12, y Charles Leclerc, Ferrari SF21

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

El sábado se celebró en Austria una importante cumbre en la que los principales participantes de la F1 -y un par de observadores interesados- se reunieron para discutir las especificaciones de la próxima generación de unidades de potencia que se introducirán en 2025.

Ferrari, Mercedes, Renault y Red Bull -este último se convertirá en proveedor de unidades de potencia el año que viene- se juntaron en una reunión a la que también llegaron Audi y Porsche, que siguen sintiendo curiosidad por la futura dirección de la F1 en medio del impulso de una posible participación del Grupo VW.

Los rumores que salieron de la reunión fueron positivos. Toto Wolff dijo que había una "buena alineación" entre los fabricantes, mientras que el director general de la F1, Stefano Domenicali, confirmó que se mantendrá algún tipo de sistema híbrido, junto con un nuevo enfoque en los biocombustibles.

Red Bull, el único fabricante de motores de la mesa que no es un fabricante de coches de producción, dejó clara su posición antes de la reunión, pidiendo un enfoque de "hoja limpia" que, en su opinión, también sería bueno para las partes interesadas.

La salida de Honda fue una llamada de atención para la F1, demostrando que debía hacer lo posible para que la serie fuera más atractiva para atraer a más constructores. Queda un largo camino por recorrer, pero los resultados de la primera reunión lucen positivos.

10. Dos años más de la relación Hamilton-Mercedes son buenas noticias para la F1

Toto Wolff, jefe del equipo Mercedes y Lewis Hamilton, Mercedes

Toto Wolff, jefe del equipo Mercedes y Lewis Hamilton, Mercedes

Photo by: Daimler AG

A diferencia de lo que ocurrió el año pasado con el futuro de Hamilton, Mercedes anunció el sábado que el siete veces campeón del mundo había firmado un nuevo contrato hasta el final de 2023.

No es una sorpresa, ya que tanto Hamilton como Mercedes han hecho ruido este año. Una semana antes, Hamilton reveló una semana antes que las conversaciones estaban en marcha y con un progreso adecuado, y Wolff dijo más tarde que el acuerdo había sido como un “copiar y pegar” del contrato de este año.

Hamilton habló el sábado sobre lo estimulante que ha sido para él la lucha contra Verstappen, y que cuando se despierta cada mañana, sigue pensando en las carreras, por lo que sigue amando el deporte y no hay razón para dejarlo.

Pero también significa mucho para la F1 en su conjunto, asegurando que su mayor embajador y su fuerte voz permanecerán en la parrilla durante otros dos años.

En un momento en el que la serie es cada vez más consciente del mundo que la rodea, comprometiéndose con temas sociales importantes como el aumento de la diversidad y la inclusión, así como las consideraciones medioambientales, garantizar que Hamilton siga encabezando esos esfuerzos es una gran noticia.

"Quiero formar parte de la evolución de este deporte y que sea lo más grande posible", dijo Hamilton.

Independientemente de su éxito en la pista en las próximas dos temporadas -que seguramente será mucho-, es un compromiso importante para el futuro de la F1.

También lee:

Lewis Hamilton, Mercedes, Lando Norris, McLaren, y Daniel Ricciardo, McLaren.

Lewis Hamilton, Mercedes, Lando Norris, McLaren, y Daniel Ricciardo, McLaren.

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

compartidos
comentarios
Montoya califica como "una locura" las sanciones a Norris y Pérez

Artículo previo

Montoya califica como "una locura" las sanciones a Norris y Pérez

Artículo siguiente

Binotto: "Sacrificar la clasificación fue la decisión correcta"

Binotto: "Sacrificar la clasificación fue la decisión correcta"
Mostrar comentarios