El Carlos Sainz piloto y persona a través de los ojos de su ingeniero de pista

Poca gente conoce más a un piloto de manera personal y profesional como su ingeniero de pista. Hablamos con Marco Matassa, el de Carlos Sainz, que nos habla del español y de su trabajo.

Nos recibe en el hospitality que Toro Rosso comparte con Red Bull y de primeras deja ver la confianza y el 'buen rollo' que genera, seguramente aspectos clave a la hora de trabajar de tú a tú con un piloto. De ser su escudero.

Marco Matassa (1982) es la voz que escucha Carlos Sainz, y todos los aficionados en las retransmisiones, durante las carreras. Pero no solo eso. Nos lo explica él: "Ser ingeniero de pista no es solamente hablar por radio, aunque es lo más visible para el público porque es frecuente escuchar los mensajes. En realidad nuestro trabajo es un poco más completo y más complejo que simplemente hablar por la radio".

La definición, defiende el italiano, va más allá: "Si tuviera que dar una definición, un ingeniero de pista es la conexión entre el piloto y el equipo. Por lo tanto, por el lado del equipo aspectos como el set-up del coche, el rendimiento o la legalidad del coche son el centro de mi trabajo, pero hacer que Carlos esté siempre a un nivel alto de rendimiento es también mi trabajo principal. Obviamente hay muchas cosas técnicas, pero desde un punto de vista psicológico hay que saber interpretar determinantes situaciones y tomar las decisiones correctas. Al final simplemente se trata maximizar el rendimiento del coche por el bien del equipo y por el bien del piloto".

En Toro Rosso, Matassa ha trabajado con Daniel Ricciardo y Daniil Kvyat durante una temporada y está en su tercer año con Sainz. Dice no recordar las diferencias entre los tres, pero así define al madrileño en su faceta de piloto: "Una de sus características principales es que él es el mejor sensor que hay en el coche. Tiene una gran sensibilidad de todo lo que está pasando y lo que le está sucediendo al coche y una cosa que me impresiona mucho es el grado que tiene de entender las características de un coche, el balance en curva, el comportamiento de los neumáticos, ajustes mecánicos y ajustes aerodinámicos. Es una característica rara y muy importante para un piloto y para su equipo".

Marco Matassa, ingeniero de carrera Scuderia Toro Rosso
Marco Matassa, ingeniero de carrera Scuderia Toro Rosso

Foto: Red Bull Content Pool

¿Y como persona? El madrileño siempre aparenta ser una persona tranquila, con los pies en la tierra. Dentro del equipo es igual, dice su ingeniero: "Carlos no se enfada nunca. Creo que lo que deja ver fuera se aspecto tranquilo] es como es con nosotros, con el equipo. Por lo tanto es muy equilibrado, muy reflexivo".

Entre dos personas que trabajan de manera tan cercana no hay lugar para discusiones ni enfados: "Cuando una relación entre piloto, ingeniero y equipo se basa en la confianza, colaboración y trabajar y empujar en la misma dirección, es difícil tener discusiones o no estar de acuerdo, porque la honestidad da resultado siempre. Y enfadarse mucho realmente te hace más lento en pista, y Carlos es lo suficientemente inteligente para saber que no debe hacerlo".

Son muchas las horas que Carlos y Marco pasan juntos, y teniendo en cuenta que trabajan por un objetivo común, quisimos saber si tiene que haber necesariamente una amistad entre un piloto y su ingeniero: "Creo que hace falta tener empatía, hace falta tener una buena relación, porque es principalmente técnico, con números, rendimiento y datos que ver, pero también hay un lado psicológico, un lado de empatía que te permite sacar ese extra de un piloto, y además también debe estar basado en la confianza".

"Porque tener una relación que no sea positiva con un piloto significa quizás que la confianza está un poco comprometida, un poco penalizada. Así es en otros puestos y así es en mi caso concreto, esta es mi filosofía".

Carlos Sainz Jr., Scuderia Toro Rosso caminan por el circuito con el equipo
Carlos Sainz recorre el circuito con el equipo. A su lado, Marco Matassa

Foto: XPB Images

Proyectos futuros entre piloto e ingeniero

Que algún día Carlos Sainz subirá a un podio de Fórmula 1 es algo que la gran mayoría cree que ocurrirá. Pero, ¿será posible que lo haga con Toro Rosso?: "Nunca digas nunca. Aunque estamos acostumbrados a ver a Toro Rosso en mitad de parrilla, en temporadas anteriores vimos varias veces en el podio a equipos que normalmente no están delante. El mundial es bastante largo, hay circuitos bastante particulares como por ejemplo Mónaco, Canadá, Singapur… carreras locas donde puede ocurrir realmente todo. O en Brasil, con tanta lluvia, ¿quién puede saberlo?".

Si eso ocurriera, reconoce Matassa, habría celebración especial, y ya tienen varias opciones en la mesa, aunque, por si acaso da mala suerte, mejor no se revela: "Puedo asegurar que tenemos un proyecto, lo estamos discutiendo, siempre hay diversas ideas pero sí, algo haremos. ¿El qué? No te lo puedo decir, porque si no tendría que matarte", bromea.

Por último, el ingeniero habla de las pegatinas que en ocasiones ha llevado Carlos Sainz en su monoplaza, y explica su significado y cómo surge la idea: "Es una muestra de la relación que tenemos. Cada pegatina la hemos puesto siempre en ocasiones especiales y cuando hay un motivo que nos empuja a hacerlo".

"Recuerdo que hubo un tigre que fue una reacción a un fin de semana difícil para nosotros; pusimos una espada Excalibur tras un accidente bastante fuerte que tuvo Carlos, como un símbolo de renacimiento, y han habido otras muchas".

"También este año habrá algo, estoy convencido de que antes o después ocurrirá. Todavía no hemos tenido ninguno, pero llegará el momento". ¿Qué será? "Todavía no lo sé. Es algo que es instintivo, y cuando algo es instintivo se piensa en el momento, pensamos: ‘¡Ah! Podemos poner esto. Sí, lo ponemos’, y lo imprimimos y la pegamos en el chasis, pero es de un día para otro, sin premeditación".

Marco Matassa, ingeniero de pista de Carlos Sainz, es entrevistado por Motorsport.com
Marco Matassa, ingeniero de pista de Carlos Sainz, es entrevistado por Motorsport.com

Foto hecha por: Tabatha Valls

Acabada la entrevista, el enérgico Marco Matassa prefiere, tal vez por superstición, no hablar de la final de Champions (es aficionado de la Juventus de Turin), así que le deseamos suerte para el fin de semana de carrera... y para la temporada. Que ese proyecto de un posible podio se haga realidad pronto.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Carlos Sainz Jr.
Equipos Scuderia Toro Rosso
Tipo de artículo Entrevista
Etiquetas carlos sainz, f1, formula 1, ingeniero de pista, marco matassa, sainz, toro rosso