La FIA defiende los cambios por el porpoising para la F1 2023

La FIA cree que "no hay duda" de que hizo lo correcto al cambiar las reglas del suelo de los coches de Fórmula 1 para 2023 para combatir el porpoising.

La FIA defiende los cambios por el porpoising para la F1 2023
Cargar reproductor de audio

Tras la revisión del reglamento técnico para este año y el regreso del efecto suelo, varios equipos se encontraron con graves problemas de porpoising en los tests de pretemporada.

Aunque muchos equipos introdujeron cambios en sus monoplazas para combatir el problema, los problemas recurrentes llevaron a la FIA a intervenir por motivos de seguridad a mitad de temporada, introduciendo una nueva métrica para medir cuánto rebotaban los coches.

A continuación, se introdujo un cambio mayor para el año siguiente: se elevó la altura de los bordes del suelo, una medida que al principio encontró resistencia de algunos equipos antes de llegar a un compromiso.

Mercedes fue uno de los equipos más afectados por el porpoising, pero sus rivales argumentaron que el problema había desaparecido hacia el final de la temporada, lo que sugería que los cambios en el reglamento para el próximo año no eran necesarios.

Sin embargo, en Abu Dhabi se volvieron a ver coches que hacían porpoising, lo que indica que el problema no se había remediado a lo largo de la temporada.

Preguntado por Motorsport.com sobre si el porpoising en Abu Dhabi justificaba los cambios de reglas, el jefe de monoplazas de la FIA, Nikolas Tomabzis, dijo que no tenía "ninguna duda de que hicimos lo correcto".

"Intentamos encontrar una solución pragmática a corto plazo y una solución a medio plazo", dijo Tombazis, refiriéndose a la métrica que entró en vigor a mitad de temporada.

"No necesariamente disipará (el porpoising) por completo, pero será un paso menos".

También lee:
Mechanics and marshals clear the grid as the drivers prepare to start the race

Mechanics and marshals clear the grid as the drivers prepare to start the race

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, consideró que los baches de la pista del circuito de Yas Marina habían provocado el regreso del problema, forzando "un poco de compromiso" en los reglajes.

Consideró que era un recordatorio "importante" de que el porpoising seguía siendo un problema que la F1 tenía que abordar con los cambios de reglas, justificando los ajustes de la FIA para 2023.

"Llegas a la conclusión de que ya no es un problema, y luego encuentras una pista que ni siquiera es la peor en términos de rebote y porpoising, y el rebote está de vuelta", dijo Wolff.

"Creo que es bueno tener eso aquí".

George Russell había sido una de las figuras que más se había manifestado a favor de los cambios en el suelo para 2023, y se mostró confiado en que sería un paso adelante después de que el porpoising volviera a aparecer en Abu Dabi.

"Los cambios que está haciendo la FIA al elevar el borde del suelo van a ser una mejora en ese sentido", dijo Russell.

"Definitivamente añade bastante fatiga. Me había olvidado de lo que era conducir con el coche rebotando en las curvas, cuesta abajo recto".

"Así que estaré contento si llego a Bahréin el año que viene sin nada de eso".

compartidos
comentarios

Tsunoda piensa puede ser el líder de AlphaTauri sobre De Vries

McLaren: El túnel de viento viejo no es excusa