Un corte de energía demoró el inicio e impidió las partidas detenidas

Un apagón que afectó a los sistemas y paneles de la parrilla de la Fórmula 1 generó el retraso de la salida en el Gran Premio de Mónaco e impidió realizar una partida detenida tras las dos banderas rojas.

Cargar reproductor de audio

La lluvia caída antes de la hora de comienzo del Gran Premio de Mónaco, las 15:00 según el horario local, hizo que se suspendiera el procedimiento de salida a pocos minutos del inicio previsto de la vuelta de formación.

La vuelta de formación se reprogramó luego para las 15:09, hora local de Mónaco, pero la FIA volvió a retrasar la salida hasta las 15:16, comenzando la carrera detrás del coche de seguridad.

Tras completar dos vueltas detrás del coche de seguridad, la fuerte lluvia provocó la bandera roja en la carrera.

La decisión inicial de retrasar la salida hasta las 15.16 horas se debió a que la FIA quería dar a los equipos la oportunidad de cambiar a los neumáticos de lluvia, ya que preveía la fuerte lluvia que llegó en las dos vueltas de formación del coche de seguridad.

Luego, cuando los coches se alinearon en el pit lane bajo la bandera roja, un corte de energía hizo que los sistemas de arranque fallaran y contribuyó a la espera de casi 45 minutos antes de que se intentara el primer reinicio.

Se entiende que la FIA pudo optar por una salida en parado antes de que la lluvia provocara la primera bandera roja de la carrera, pero el corte de energía significó que no podía estar segura de que el sistema de salida funcionara completamente, por lo que no tuvo más remedio que implementar los reinicios en movimiento para el resto del evento.

El piloto de Mercedes y siete veces campeón del mundo, Lewis Hamilton, dijo después de la carrera que creía que habría sido posible realizar dos partidas detenidas, pero reconoció que el "chorro de agua era una locura" tras el chaparrón, por lo que una salida en movimiento era "lo mejor que se podía hacer".

También lee:
El coche de seguridad lidera el pelotón de la Fórmula 1 en Mónaco.

El coche de seguridad lidera el pelotón de la Fórmula 1 en Mónaco.

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

En una nueva norma introducida de cara a la temporada 2020, las carreras pueden reanudarse mediante una salida en parado en la parrilla tras una bandera roja si el director de carrera lo considera oportuno.

Esto podría haber sido aplicable para la reanudación después de la primera bandera roja por lluvia, que detuvo la acción durante casi una hora, así como la segunda reanudación en la vuelta 31 después de la bandera roja por el fuerte accidente de Mick Schumacher a la salida de la chicana de la Piscina.

Varios pilotos se mostraron confundidos porque la carrera no empezó como estaba previsto a las 3 de la tarde, creyendo que podrían haber aguantado la tormenta que azotó el circuito.

La FIA dijo que el control de la carrera estaba "monitorizando un fuerte aguacero que se acercaba rápidamente al circuito" y la decisión de suspender el procedimiento de salida se "hizo por razones de seguridad en consideración a que no ha habido ninguna actividad con pista mojada este fin de semana".

"Podrían haber arrancado", dijo el piloto de Haas Kevin Magnussen. "Por supuesto que hubo un punto después que fue una lluvia torrencial y la carrera habría sido detenida con bandera roja. Pero eso es parte de las carreras".

"Si las condiciones están bien, deberían arrancar. O tal vez darnos un curso intensivo de conducción en mojado o algo así, o tomar algunas clases".

compartidos
comentarios
Leclerc acusa a Ferrari de cometer "demasiados errores" en Mónaco
Artículo previo

Leclerc acusa a Ferrari de cometer "demasiados errores" en Mónaco

Artículo siguiente

Alonso: "La frustración de Hamilton no es mi problema"

Alonso: "La frustración de Hamilton no es mi problema"