Sainz explica por qué montaron un motor usado

Carlos Sainz cambió de motor antes de la clasificación y, sin embargo, se le rompió en Q1. Antes de la carrera de Austria explicó que llevaban tres motores a esta prueba...pero ninguno nuevo.

Spielberg, Austria- El sábado de Carlos Sainz fue muy negativo. Tras problemas en Q3, tuvo que cambiar el motor para clasificación. Sus mecánicos trabajaron en el coche a toda prisa y, poco antes de que se encendieran los semáforos verdes, su monoplaza estaba listo para salir a pista. Sin embargo, cuando ni siquiera se había completado la Q1, el motor que acababan de poner también se rompió.

El domingo, antes de la carrera, explicó en Movistar F1 por qué no montaron motor nuevo tras el contratiempo de los últimos libres: "Llevo tres motores. Uno muy usado, el de las cuatro primeras carreras, que sólo utilizo en los libres porque se puede romper en cualquier momento. Otro a medio uso (el de Barcelona y Mónaco) y otro casi nuevo, que es el de Bakú. Pero allí corrimos a una temperatura altísima y sufrió daños. Este fin de semana planeaba hacerlo con el motor a medio uso (el de Barcelona y Mónaco). Ese motor nos dio problemas eléctricos en libres 3, y se tardaba más en cambiar ese problema eléctrico que cambiar de motor.

"Tuvimos que recurrir al motor de Bakú pensando que no iba a pasar nada. Pero pasó, y ahora hemos tenido que volver al motor a medio uso que tuvo el problema eléctrico. No debería pasar nada, debería ir bien, y ese problema eléctrico no debería repetirse. ¿Motor nuevo? No lo pusimos porque no lo hemos traído a Austria, porque no pensábamos que esos tres motores no fueran a ser suficientes. Nunca esperas una situación así".

El problema de los bordillos

Tras las roturas de suspensión que se produjeron el sábado, varios pilotos alzaron la voz pidiendo a la FIA que revisara los nuevos bordillos. Sin embargo, Charlie Whiting se negó, asegurando que son los mismos pianos que se utilizan en otros circuitos. Y aunque todos apuntan a esas 'salchichas' amarillas (también llamadas 'bananas'), Sainz no creen que sean la única fuente de problemas.

"A mí no me disgustan los pianos amarillos, no me disgusta que tengan una penalización. Quizás es una penalización demasiado peligrosa como que se te rompa una suspensión a 230 km/h. Kvyat podría haber tenido un problema muy gordo, pero los otros pianos, los normales de siempre, no sabemos por qué aquí dan problemas.

"Charlie Whiting nos promete que son los mismos que Barcelona pero ves los problemas y te lo planteas. Yo voy a trazar como llevo trazando todo el fin de semana, evitando los amarillos pero sin dejar de utilizar los otros porque te dan varias décimas por vuelta, no puedes dejar de utilizarlos".

Objetivo para la carrera

Pese a que saldrá desde muy atrás, el madrileño cree que puede puntuar: "Claro, optamos a los puntos", dice muy positivo. Espera aprovechar la posibilidad de elegir libremente estrategia al no haber pasado a Q3: "Nosotros tenemos muchos neumáticos así que podemos hacer un poco lo que nos dé la gana, pero una estrategia a una parada es casi imposible. Si hay algo que aprendimos del viernes es que cuanto más blando es el compuesto peor va, dura una vuelta sólo, y nos guardamos los blandos considerando que para carrera podrían ayudar".

Sin embargo, las diferentes condiciones climatológicas pueden frenar sus expectativas. "Pero la temperatura ha bajado mucho y esa ventaja a lo mejor no es tanta porque el ultrablando a lo mejor con esta temperatura tan fría no trabaja tan mal. Aún así tenemos ventaja estrategia al elegir neumáticos con los que salir".

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Austria
Pista Red Bull Ring
Pilotos Carlos Sainz Jr.
Equipos Scuderia Toro Rosso
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas carlos sainz, gp austria, gp austria 2016, sainz, scuderia toro rosso, toro rosso