Márquez no confía en que la Honda dé un paso adelante hasta el año que viene

Marc Márquez reconoció este domingo en Assen que no confía en que Honda encuentre la fórmula para que su moto de el paso adelante que la acerque a la Yamaha.

El actual campeón del mundo de MotoGP se las apañó para terminar en el podio en Holanda, después de llevar un ejercicio de contención durante la mayor parte de la carrera, y de soltarse en la última vuelta para ganarles la partida a Cal Crutchlow y a Andrea Dovizioso, cuarto y quinto, respectivamente.

Márquez dio por bueno el resultado, habida cuenta del perfil del circuito y de las delicadas condiciones meteorológicas en las que se corrió, con la pista seca en un primer momento y una lluvia fina que comenzó a caer a falta de diez vueltas para el final, y que hizo que el asfalto pasara a resbalar mucho.

En esas circunstancias y con los dos ceros que arrastra en su casillero, el español consideró que la mejor opción era tratar de mantenerse delante pero sin tomar los riesgos que sí asumieron Valentino Rossi y Danilo Petrucci.

La estrategia deja al catalán en la cuarta plaza de la tabla, a 11 puntos de Dovizioso, el líder, y con opciones de todo. A pesar de ello, el chico de Cervera (Lleida) parece haberse convencido de que si quiere optar a revalidar la corona, será mejor no contar de entrada con un impulso por parte de Honda.

“No espero grandes cambios antes del año que viene. Espero poder gestionarlo de la mejor manera y que el curso que viene sea bueno”, afirmó Márquez cuando se le preguntó por los plazos en los que espera que la marca del ala dorada encuentre algún elemento que haga que la RC213V de un salto de calidad.

El #93 lleva quejándose de falta de aceleración desde hace más de un año, y ese déficit le lleva a tratar de compensar la situación en las frenadas, un planteamiento que entraña mucho riesgo y que explicaría la gran cantidad de caídas (13) que suma en estas primeras ocho carreras.

El estancamiento de Honda contrasta con la capacidad de reacción de Yamaha, que en los ensayos colectivos que se llevaron a cabo en Montmeló tras el Gran Premio de Catalunya, dispuso de un nuevo chasis para su M1 con el que Valentino Rossi y Maverick ya corrieron en Assen.

“En Montmeló hicimos un test pero no probamos nada porque no teníamos nada nuevo. A mitad de verano tenemos otro (Brno); a ver si allí podemos encontrar algo”, pidió Márquez, que en ese sentido envidia el salto de calidad de Yamaha.

“Ya el viernes, rodando detrás de Valentino, desde el primer momento me di cuenta de que llevaba el chasis nuevo. Al volver al box se lo dije al equipo, porque se le veía de otra forma”, recordó el estilete de Honda, antes de detallas las ventajas que, desde su punto de vista, les ofrece ese nuevo esqueleto a dos de sus principales rivales.

“Entrando en la curva han ganado un punto, precisamente donde nosotros marcábamos un poco la diferencia. Ahora ya estamos igualados.  Es verdad que ellos han dado un paso más, pero nosotros confiamos en que se puede”, zanjó Márquez.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Marc Marquez
Equipos Repsol Honda Team
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas , chasis, desarrollo, evolución, honda, hrc, marquez, motogp