Ogier y M-Sport quieren resolver los problemas de Francia

Aunque Sébastien Ogier abandonó el Rally de Francia como líder del campeonato, tanto él como M-Sport no quieren afrontar más fallas en las próximas competencias.

Sébastien Ogier estaba segundo en el Rally de Francia, por detrás del Hyundai de Thierry Neuville, con tres etapas por ir, esto antes de que un problema hidráulico ralentizó su Ford Fiesta.

Las interferencias intermitentes eléctricas lo golpearon entonces el domingo por la mañana, y Ogier cayó lejos para terminar a casi un minuto de Neuville y para conservar el segundo sitio con una ventaja de 1.3 segundos contra el español Dani Sordo, también integrante de Hyundai.

El segundo coche M-Sport de Ott Tanak tuvo problemas de motor durante el sábado después de un accidente el viernes, mientras que los problemas hidráulicos ralentizaron el DMACK Fiesta de Elfyn Evans en la primera etapa.

“Fueron demasiados problemas técnicos para nosotros este fin de semana, no sólo en nuestro coche, sino también en los coches de nuestros compañeros de equipo, así que definitivamente es algo que el equipo tiene que trabajar muy duro", dijo Ogier. "No queremos sentir esta situación de nuevo y estar en esta situación estresante otra vez."

El director del equipo, Malcolm Wilson, rindió homenaje a la tenacidad de Ogier y su copiloto Julien Ingrassia, ya que mantuvieron la segunda posición y una ventaja de 13 puntos sobre el finlandés Jari-Matti Latvala.

"Ha sido un fin de semana muy exigente para el equipo", admitió Wilson. "Hemos experimentado problemas que no hemos visto antes y puedo decirle que el equipo estará trabajando muy duro en la preparación para el próximo evento. Tenemos que elogiar a Sebastien y Julien por el trabajo que han hecho en circunstancias muy difíciles, que se mantuvieron firmes, y el segundo lugar muestra cuán comprometidos y decididos están los dos”.

"En vista de lo que hemos experimentado aquí en Córcega, es genial ver a Sebastien extender su ventaja en el campeonato de pilotos y para que el equipo mantenga el liderazgo de los fabricantes”.

"Tenemos una prueba de cinco días la próxima semana, donde nos enfocaremos en mejorar el rendimiento del coche, así como abordar los problemas que hemos enfrentado este fin de semana".

Ogier estaba satisfecho con el ritmo del coche en asfalto, habiendo luchado con el Citroën de Kris Meeke antes de que el fallo del coche francés abriera la puerta a Hyundai.

"Creo que las cosas se están moviendo en la dirección correcta para nosotros", dijo Ogier. “Tuvimos la velocidad para pelear con Thierry este fin de semana. Estábamos más o menos juntos, a unos segundos de distancia cuando tuvimos el problema, así que estábamos en la lucha por la victoria".

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WRC
Evento Rally de Francia
Pilotos Sébastien Ogier
Equipos M-Sport
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas citroen, ford fiesta, hyundai, m-sport, wrc