Casco blanco y oro para Vettel

compartidos
comentarios
Casco blanco y oro para Vettel
Giacomo Rauli
Por: Giacomo Rauli
17 mar. 2016 15:38

Después de la primera temporada en un Ferrari, en la que llevaba un casco blanco con la bandera alemana a la izquierda, Sebastian Vettel, añade un toque de oro muy llamativo en su casco 2016.

Durante su exitoso período con Red Bull, Sebastian Vettel era bien conocido por la asiduidad con la que cambia el diseño y los colores de su casco. Luego, después de llegar Ferrari en 2015, el alemán ha mantenido intacto su casco ante los impedimentos reglamentarios para modificarlos durante la temporada.

Pero ahora, año nuevo, casco nuevo. El piloto de Ferrari no se resistió, y después de 12 meses, hizo cambios significativos en su casco. El diseño es el mismo de 2015, pero con el color cambiado.

Ahora el casco de Sebastian es mucho más atrevido. La parte superior se mantiene en blanco, pero la parte de atrás y de lado tiene claramente visible una zona dorada, que también se extendió en la parte frontal del área a la altura de la boca del piloto.

La agresividad del casco parece estar siguiendo el deseo de Vettel a tener en sus manos el quinto título mundial de su carrera - que sería el primero bajo la bandera del Cavallino Rampante - caza que comienza esta noche para América Latina con la primera sesión de entrenamientos libres de la temporada en la pista en Melbourne, Australia.

Galería
Lista

El casco de Sebastian Vettel, Ferrari

El casco de Sebastian Vettel, Ferrari
1/3

Foto de: XPB Images

El casco de Sebastian Vettel, Ferrari

El casco de Sebastian Vettel, Ferrari
2/3

Foto de: XPB Images

Casco de Sebastian Vettel, Ferrari

Casco de Sebastian Vettel, Ferrari
3/3

Foto de: XPB Images

Next Fórmula 1 artículo
Button: "Las nuevas reglas de radio son imposibles de controlar"

Previous article

Button: "Las nuevas reglas de radio son imposibles de controlar"

Next article

Nasr cree que los problemas financieros de Sauber podrían limitar el desarrollo

Nasr cree que los problemas financieros de Sauber podrían limitar el desarrollo