Felipe Massa: Récord en Bakú, un fin de semana para recordar

En su última columna para Motorsport.com, el piloto de Williams nos habla de la llegada de la Fórmula 1 al circuito callejero en Bakú.

Creo que todos en la Fórmula 1 llegamos a Bakú con una gran curiosidad, ya que siempre es difícil saber qué esperar de una nueva pista - especialmente cuando se trata de un circuito urbano.

Debo decir que mi primera impresión del circuito de Bakú no fue la mejor, sin embargo, fue porque en la práctica del viernes tuve problemas con el frenado: algo que no es lo ideal en un circuito callejero apretado. Sumado a ello, la tracción no era muy buena, y yo luchaba por la temperatura de los neumáticos. 

Entre el viernes y sábado todo el mundo en Williams Martini Racing trabajó muy duro, y aunque no todos los cambios de configuración entregaron los resultados que esperábamos, la facilidad de conducción del coche mejoró mucho antes de la calificación. 

Por tanto, quedé feliz de terminar quinto en la parrilla y, sin un pequeño error en la última curva antes de la línea de meta, creo que podría haber obtenido un par de décimas más. 

Estrategia de neumáticos

Lo sucedido en la calificación me ayudó a creer en ser capaz de obtener un buen resultado en carrera y, para las primeras vueltas del inicio, mi presentimiento era aún más fuerte. Los neumáticos estaban funcionando bien y mi ritmo era bueno ya que estaba cerca de Daniel Ricciardo y Kimi Raikkonen.

Pero poco a poco empecé a sufrir un poco de degradación con los neumáticos traseros y mis tiempos de vuelta empezaron a sufrir. Era el mismo problema que sufría Ricciardo, y Red Bull, y eso lo arregló cambiando al compuesto medio.

Nos quedamos atrapados con los blandos, y en ese momento me pareció que era la decisión correcta. Por desgracia no fue así y nuestro ritmo cayó. Creo que es justo decir que si nos encontraramos con la carrera de nuevo, el neumático medio era la opción a seguir. 

Sin caos

Al final tomé un punto para el campeonato como recompensa para el décimo sitio, fue bastante increíble porque la carrera tuvo pocos retiros y que se debieron a razones mecánicas. 

Antes del inicio de la carrera, pensé que tenía que tomar un enfoque "conservador" porque estaba convencido, después de ver las dos carreras de la GP2, que no muchos coches estarían terminando la carrera. Yo creía que con sólo llegar a la bandera a cuadros habría una distancia decente de puntos en el horizonte.

Pero parece que lo que pensé, mis rivales también lo pensaron y vimos una carrera de pocas sorpresas, una competencia sin errores y 18 pilotos llegaron a la línea de meta. 

En el fin de semana se habló mucho del circuito de Bakú y, en especial, de la velocidad máxima que se alcanzaba al final de la recta principal. 

En lo personal no creo que la velocidad global sea un problema. En México el año pasado alcanzamos velocidades máximas muy altas, pero eso fue en una pista donde el asfalto era liso por lo que no hubo ningún problema. Pero en Bakú tiene muchos golpes y entonces es un poco más peligroso. 

Récord en parada de pits

Cambiando de tema, ya he hablado varias veces en mi columna acerca de la increíble labor que los chicos han estado haciendo con las paradas en boxes este año.

En Bakú se lucieron con un tiempo, que, de acuerdo con nuestros propios cálculos fue de 1,89 segundos. El cronometrador oficial lo tenía en 1,92 segundos - que sigue siendo un gran logro, ya que coincide con el récord. 

El año pasado no éramos uno de los equipos más rápidos para cambiar los neumáticos debido a un problema con la tuerca que se sobrecalentaba en la pista. 

Durante los meses de invierno, la escudería hizo grandes inversiones tanto en equipo como en la preparación del personal para realizar las paradas en boxes. El resultado ha sido unas actuaciones realmente excepcionales - pero el equipo todavía está trabajando para mejorar. 

Ahora pasamos a Austria, y será interesante ver lo que sucede allí. Es la pista donde conseguí mí última pole hace dos años y siempre salgo con altas expectativas. 

Sabemos que nuestros rivales más cercanos, Red Bull y Ferrari, han sido más fuerte esta temporada, pero el Red Bull Ring sigue siendo un buen circuito para nosotros.

Este año también habrá un nuevo asfalto, lo que podría hacer las cosas interesantes. Me di cuenta de eso cuando el DTM estuvo ahí, porque hubo una mejora promedio de tiempo de vuelta de la temporada anterior de alrededor de dos segundos. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Europa
Pista Streets of Baku
Pilotos Felipe Massa
Equipos Williams
Tipo de artículo Artículo especial