"Otro año como este sería inaceptable", dice el ingeniero de pista de Lorenzo

compartidos
comentarios
Oriol Puigdemont
Por: Oriol Puigdemont
1 dic. 2017 19:09

Christian Gabarrini, ingeniero de pista de Jorge Lorenzo, hace un balance positivo del primer año del mallorquín en Ducati pero considera que otra temporada como la de 2017 sería injustificable.

Gabarrini, Jorge Lorenzo, Ducati Team
Jorge Lorenzo, Ducati Team
Jorge Lorenzo, Ducati Team
Jorge Lorenzo, Ducati Team
Jorge Lorenzo, Ducati Team
Jorge Lorenzo, Ducati Team
Jorge Lorenzo, Ducati Team
Jorge Lorenzo, Ducati Team
Jorge Lorenzo, Ducati Team
Jorge Lorenzo, Ducati Team
Jorge Lorenzo, Ducati Team
Jorge Lorenzo, Ducati Team
Jorge Lorenzo, Ducati Team

El tricampeón del mundo de MotoGP decidió dar un volantazo después de nueve años encima de una Yamaha y se embarcó en una aventura de lo más arriesgada al firmar por Ducati para 2017, lo que le señaló como el elegido para devolverle a la compañía boloñesa el título que hasta la fecha solo ha conseguido Casey Stoner (2007), y nada menos que con Gabarrini al mando de su lado del taller.

Lorenzo concluyó en la séptima posición de la tabla, con 137 puntos, 161 menos que el campeón y 124 menos que Andrea Dovizioso, su compañero.

Mientras el corredor de Forli acumuló seis triunfos –los mismos que Marc Márquez, el campeón– y ocho podios, Lorenzo no se encaramó al peldaño más alto del podio en ninguna ocasión, algo que nunca antes le había pasado en MotoGP y solo dos veces desde que debutó en el campeonato, en su primer año en 125cc (2002) y en su estreno en dos y medio (2005).

Este hecho da una idea de las dificultades que se ha encontrado Lorenzo para adaptarse a una moto completamente distinta a la M1 que llevó desde 2008 y hasta 2016, y que por naturaleza encajaba de maravilla con su estilo de pilotaje.

Como no se ha cansado de repetir en multitud de ocasiones, el español no esperaba tardar tanto en hacerse a su nuevo prototipo, algo que según las últimas pruebas realizadas en Valencia y Jerez, ya se puede dar por conseguido.

“El balance general es positivo. Los objetivos van cambiando con el paso del tiempo. Al principio de la temporada nos centramos en que Jorge ganara confianza con la moto. Después tenía que mantenerse siempre entre los cinco primeros y al final, debía poder pelear por la victoria en todas las carreras y condiciones. En los últimos grandes premios lo logramos, estuvo allí, pero con dos carreras más habríamos podido verificarlo”, explica Gabarrini a Motorsport.com.

Así como Lorenzo de entrada se sorprendió de lo distintas que pueden llegar a ser la Yamaha y la Ducati, para el italiano es lógico que cualquiera precise de un rodaje antes de poder pilotar instintivamente un aparato tan particular como la Desmosedici.

“Jorge ha sido capaz de adaptar su estilo de conducción para sacar partido a los puntos de fuerza de la nueva moto. A pesar de ser uno de los pilotos más rápidos de la parrilla, se ha forzado a hacer cosas que no le salían de forma natural para ir deprisa de forma distinta, y eso solo lo hacen los fuera de serie. Por ejemplo, con la Yamaha sabía perfectamente qué reacción iba a tener la moto en cada momento, y eso lo ha tenido que aprender de la Ducati. Dicho esto, él no ha perdido su estilo, su esencia, simplemente lo ha adaptado”, puntualiza el técnico, que estos días ha acompañado al balear en una escapada con varios miembros del equipo, a República Dominicana.

 

Superado este primer año, el responsable del box del 99 es plenamente consciente de que en 2018 el objetivo pasa por ganar carreras, y de allí a plantearse luchar por el Mundial.

“Hay que ser realistas y no contar cuentos. Si el año que viene tuviéramos tantos problemas como en este 2017 no tendríamos justificación posible. Otra temporada como esta sería inaceptable. Es verdad que logramos la meta que nos pusimos, pero teníamos que haber llegado a este punto mucho antes. Cuando fichas a un fuera de serie como Lorenzo es para pelear por el título”, zanja Gabarrini.

Next MotoGP artículo
Rossi: "Mis rivales estarán felices cuando me retire"

Previous article

Rossi: "Mis rivales estarán felices cuando me retire"

Next article

Cuando el respeto puede convertirse en un problema

Cuando el respeto puede convertirse en un problema

Sobre este artículo

Campeonatos MotoGP
Pilotos Jorge Lorenzo Shop Now
Autor Oriol Puigdemont
Tipo de artículo Entrevista