Hamilton no se perdería Canadá "por nada del mundo"

Lewis Hamilton ha descartado las preocupaciones sobre su participación en el Gran Premio de Canadá de Fórmula 1 tras sus problemas de dolor de espalda en Bakú.

Hamilton no se perdería Canadá "por nada del mundo"
Cargar reproductor de audio

El piloto de Mercedes fue uno de los más afectados por el problema del porpoising durante el fin de semana del Gran Premio de Azerbaiyán, teniendo que soportar el rebote que afectaba a su coche al final de la larga recta principal.

Hamilton informó durante la carrera que le dolía la espalda debido a ese problema, y dijo después que estaba "aguantando y apretando los dientes" para llegar hasta el final, "rezando" para que acabara pronto.

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, pidió a la FIA que intervenga y encuentre una solución al problema, afirmando que "va a tener que pasar algo", dada la preocupación física que han manifestado varios pilotos.

Cuando se le preguntó si temía que el dolor pudiera obligar a Hamilton a perderse la próxima carrera en Canadá, Wolff respondió: "Sí, sin duda. No le he visto y no he hablado con él después, pero se ve que esto ya no es un tema muscular".

Pero este lunes, en su cuenta de Instagram, Hamilton actualizó su condición física, asegurando que aunque la carrera de Bakú fue "dura" y le ha costado dormir esta noche, no pensaba perderse el Gran Premio de Canadá de este fin de semana.

"La espalda está un poco dolorida y magullada, pero nada serio, por suerte", dijo Lewis Hamilton.

"Me he sometido a acupuntura y fisioterapia con Ang [Angela Cullen, su fisioterapeuta] y estoy de camino a encontrarme con el equipo para trabajar con ellos en la mejora".

"Tenemos que seguir luchando. No hay mejor momento que el presente para unirse, y lo haremos".

"Estaré ahí este fin de semana, no me lo perdería por nada del mundo. Les deseo a todos un día y una semana increíbles".

Mercedes ha sido uno de los equipos que más ha sufrido el problema del porpoising esta temporada, que surgió en los test de pretemporada tras el regreso del efecto suelo en la nueva generación de coches.

El bacheado circuito urbano de Bakú, combinado con la recta principal de alta velocidad, dejó a varios pilotos con problemas físicos, reavivando el debate sobre la seguridad en torno al porpoising.

Hamilton admitió tras la carrera de Azerbaiyán que hubo "muchos momentos en los que no sabía si iba a llegar" por el dolor, y reveló que temió perder el control del coche cuando rebotaba.

"Estuve a punto de perderlo en alta velocidad varias veces", dijo Hamilton. "Así que la batalla con el coche fue intensa. Y luego al final, las últimas 10 vueltas hasta la bandera a cuadros, sólo tenía que ir por dentro pensando en plan 'puedes hacerlo, lo tienes. Sólo ten paciencia".

También lee:
compartidos
comentarios
Binotto: Ferrari prefiere mejorar un coche rápido y no fiable que lo contrario
Artículo previo

Binotto: Ferrari prefiere mejorar un coche rápido y no fiable que lo contrario

Artículo siguiente

Red Bull: Pérez no iba a entrar a pits antes que Leclerc en Bakú

Red Bull: Pérez no iba a entrar a pits antes que Leclerc en Bakú